Diversos gremios y medios rechazaron la decisión de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) de retirar de la parrilla de las cableras, las señales de Caracol TV y RCN, con lo cual suman seis los canales que han sido retirados por el Gobierno. El Nacional con el reporte.

Gremio. El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp) fustigó la salida del aire de los canales colombianos, indicando que evidencia el carácter dictatorial del gobierno y es una violación de derechos fundamentales.

Declaración. “La salida del aire del canal internacional CaracolvTV y de RCN representa una violación del derecho a la información y la libertad de expresión”, dijo el Sntp al destacar que con la decisión se “deja en evidencia el carácter dictatorial de este Gobierno“.

Medida. La decisión le fue comunicada a las cableoperadoras la noche del 23 de agosto y ya para la madrugada del día siguiente, ambos canales estaban fuera del aire. Caracol y RCN Colombia se unen a la lista de medios sacados del aire por el gobierno de Nicolás Maduro. Desde 2014 está suspendido NTN24, mientras que este año se le aplicó la censura a CNN en Español, El Tiempo TV y Todo Noticias.

Reacción. Conocida la decisión de Conatel, Caracol TV emitió un comunicado en el que lamenta haber sido sacada del aire y afirmaba que esperaban “en un futuro cercano el pueblo venezolano pueda volver a recibir nuestra señal para permitirnos ofrecerle nuestro cubrimiento y análisis como lo hemos hecho hasta el día de hoy”. Añadió que “Caracol siempre ha desempeñado su labor periodística de manera objetiva y veraz, y siguiendo principios considerados fundamentales: ofrecer periodismo con contexto y escuchar todos los puntos de vista”.

Patrón. RCN Televisión había expresado que la decisión que “confirma el patrón de censura sistemática que infunde la toma de decisiones en Palacio de Miraflores, que no sólo confirma el talante autoritario de la administración de Nicolás Maduro, sino que vulnera gravemente los derechos de la sociedad civil y de los medios de comunicación”.

Periodistas. El Colegio Nacional de Periodistas también rechazó la medida y explicó que “la censura es propia de las dictaduras”. Para el gremio que hayan suspendido la señal atenta contra el derecho a la información y la libertad de expresión.

Parlamento. El diputado y miembro de la comisión de medios de comunicación de la Asamblea Nacional, Carlos Prosperi, calificó la salida del aire como “otra violación a la Constitución” específicamente al artículo 58, el cual protege el derecho a la comunicación de los venezolanos. Los parlamentarios, William Dávila y Juan Andrés Mejía coincidieron en calificar la medida, como una acción que busca censurar a los medios de comunicación.

Afrenta. El Gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, a través de sus redes sociales consideró que la salida del aire de las dos televisoras en Venezuela es “una afrenta” contra los colombianos que viven en Venezuela, además se preguntó, “¿Con ello bajó la inseguridad?”.

Gobierno. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia expresó en un comunicado su rechazo por la decisión del Gobierno de Venezuela de solicitar a las empresas que transmiten en ese país, retirar de su parrilla de programación la señal de los canales privados colombianos. “Esta determinación es una clara violación a la libertad de prensa que garantiza el derecho a la información de los ciudadanos”, señaló.

Llamado. La cancillería colombiana hizo “un llamado al Gobierno de Venezuela para que revise la decisión tomada en aras del respeto a la libertad de expresión, al tiempo que solicitamos garantías para el ejercicio de la labor periodística de los comunicadores de estos canales y demás periodistas colombianos que siguen ejerciendo su labor en este país”.

Menú de cierre