El ministro de Finanzas de Rusia, Antón Siluánov, aseguró ante los medios de comunicación que Venezuela aceptó las condiciones para la reestructuración de su deuda propuestas por su país.

En una nota de El Universal, se reporta que el alto funcionario señaló: “tenemos un acuerdo sobre la reestructuración (de la deuda) con Venezuela”. “Los venezolanos han confirmado las condiciones que habíamos acordado”.

El mercado especula con una inminente cesación de pagos de Caracas, pero Siluánov refirió que “en lo que concierne a Venezuela tenemos un acuerdo para una reestructuración. Venezuela confirmó en efecto las condiciones convenidas por lo que el proceso pasará a la fase final (…). Están listos a reestructurar según las condiciones convenidas”, insistió.

 

El embajador venezolano en Rusia, Carlos Faría Tortosa, adelantó que la firma de un acuerdo entre los dos países se dará de aquí al 15 de noviembre.

A principios de octubre, en ocasión de una visita a Moscú, el presidente de la República, Nicolás Maduro, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, discutieron una eventual reestructuración de la deuda venezolana con Rusia.

El jueves pasado Maduro anunció que su gobierno iniciaría el refinanciamiento y una reestructuración de su deuda exterior estimada en unos 150 mil millones de dólares, sin precisar los mecanismos que utilizaría.

En total, para fin de año, Venezuela debe pagar entre 1.400 y 1.800 millones de dólares de intereses por varios bonos.

De acuerdo algunas fuentes, Rusia y Venezuela estaban en negociaciones para reestructurar la deuda entre ambos países por valor de 1 millardo de dólares.

Rusia otorgó un préstamo a Venezuela por 4 millardos de dólares para financiar suministros de productos industriales rusos en 2011. El gobierno venezolano solicitó la prolongación del plazo del crédito en 2014.

En septiembre de 2016, el gobierno ruso aprobó un proyecto de protocolo para enmendar el acuerdo crediticio con Venezuela que supone la consolidación de la deuda de 2.840 millones de dólares, que debe ser pagada en tramos semestrales durante tres años a partir de marzo de 2019.

Menú de cierre