Los países de la Unión Europea (UE) acordaron sancionar a Venezuela por la represión en el país, incluyendo un embargo de armas y la posibilidad de imponer medidas restrictivas selectivas contra los responsables.

Un informe de El Universal, precisa que los ministros de Exteriores comunitarios esperan dar su visto bueno en su Consejo del 13 denoviembre a este acuerdo político, logrado unánimemente por los embajadores de los Veintiocho.

En concreto, las sanciones propuestas consisten en un embargo de armas y en un veto a las exportaciones de equipos que puedan ser utilizados para la represión interna o para vigilar las comunicaciones electrónicas.

Además, incluyen la base legal para que la UE establezca una lista de personas a las que considere responsables de la situación en el país, a las que les prohibirá viajar a territorio comunitario y congelará los bienes que puedan tener en la Unión, si la evolución de la situación lo requiere.

El acuerdo lo rubricó el Comité de Representantes Permanentes (Coreper) de la UE, en el que están representados todos los Estados miembros a través de sus embajadores.

Este cuerpo remitirá a continuación los documentos legales para esta decisión a los ministros, que se espera los adopten el lunes en su reunión, como un punto sin debate en su agenda.

Las fuentes recalcaron que estas sanciones serán graduales, selectivas, flexibles y reversibles, además insistieron en que no están concebidas para afectar a la población venezolana en general.

Su objetivo es impulsar un proceso creíble y significativo que pueda conducir a una solución pacífica negociada en el país. “El objetivo político sigue siendo el de llevar al Gobierno (de Nicolás Maduro) a la mesa de negociaciones con la oposición y, por lo tanto, contribuir a salir de la crisis política actual”, aseguró una fuente diplomática.

Además, adelantaron que los ministros comunitarios esperan también adoptar unas conclusiones sobre Venezuela en la sesión del próximo lunes.

En ellas, está previsto que el Consejo reafirme que un diálogo constructivo y la negociación son la única vía sostenible para hacer frente a la actual crisis y responder a las necesidades acuciantes del pueblo venezolano.

Al mismo tiempo, los ministros se espera que vuelvan a ofrecer la disposición de la UE para respaldar una negociación creíble en el país, que implique a todos los actores relevantes de cara a que logren soluciones para los múltiples desafíos a los que se enfrenta Venezuela.

En octubre, los países de la UE ya habían llegado a un acuerdo político para preparar sanciones selectivas contra personalidades venezolanas consideradas responsables de represión en ese país.

El bloque europeo se sumará así a Estados Unidos y a Canadá en las sanciones contra Venezuela.

Menú de cierre