La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) considera necesario reformar la Ley Orgánica del Trabajo para garantizar que se materialice efectivamente el reenganche de aquellos trabajadores despedidos, cuando así lo determinen los tribunales especializados, según se lee en la sentencia Nº 758 difundida el 27/10/17.

En un reporte de El Mundo Economía y Negocios se indica que los magistrados proponen establecer procedimientos legales idóneos mediante los cuales se les adjudique a las inspectorías del trabajo facultades que permitan la efectiva materialización de actos administrativos dictados por ellas como el reenganche de un trabajador o el pago de salarios caídos.

La Sala sostiene que ello se podría alcanzar con una reforma legislativa que desarrolle además de los procedimientos establecidos en la Ley Orgánica del Trabajo, “mecanismos que conlleven a forzar el cumplimiento mediante el apremio sobre el patrimonio de los patronos, como medio directo de ejecución forzosa de los actos administrativos que dictan las inspectorías del trabajo”.

Tal revisión también tendría como propósito lograr el efectivo cumplimiento del pago de salarios caídos, pues el derecho al salario afecta o incide directamente en la garantía de otros derechos fundamentales.

“Por medio de este ingreso el trabajador debe satisfacer sus necesidades básicas de alimentación, vivienda, salud, educación, entre otras”, apunta la sentencia redactada por el magistrado Luis Damiani.

La Sala detectó que a los trabajadores se les hace imposible en muchas ocasiones conseguir que los reenganchen y cancelen sus salarios caídos aun cuando así lo ordenen las inspectorías.

Los magistrados remitieron copia certificada de la sentencia a la Asamblea Nacional Constituyente y al presidente Nicolás Maduro, “a los fines de que ponderen el contenido”.

Menú de cierre