Luego de 71 días de estar retenido en los calabozos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), al diputado del Consejo Legislativo del estado Barinas (Cleb), Wilmer Azuaje, le fue concedido el beneficio de casa por cárcel.

En un reporte de El Universal, se indica que la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenó el arresto domiciliario mediante la sentencia número 55 con ponencia del magistrado Juan Luis Ibarra Verenzuela, donde se indica que “deberá permanecer detenido en su residencia, hasta tanto el Consejo Legislativo del estado Barinas decida sobre el allanamiento de la inmunidad parlamentaria”.

La solicitud de detención domiciliaria fue formulada por Néstor Luis Castellano Molero, director de Técnico Científica y de Investigaciones del Ministerio Público, comisionado por Luisa Ortega Díaz, fiscal general de la República Bolivariana de Venezuela. Además la medida se produce luego que se filtrara una fotografía de Azuaje encadenado a unos tubos y sentado en el suelo de una celda del Sebin.

El máximo tribunal indica en la decisión, que en el caso de que el Cleb juzgue improcedente el allanamiento de la inmunidad parlamentaria Azuaje, cesará su detención domiciliaria y no podrá continuarse con su enjuiciamiento, “sin perjuicio de la reapertura de la causa penal una vez que cese en sus funciones como parlamentario”.

En el caso contrario, si el Consejo Legislativo de Barinas estima procedente el allanamiento de la inmunidad parlamentaria, la Sala Plena señala que el enjuiciamiento del legislador “corresponde a la jurisdicción de los tribunales penales ordinarios, por cuanto ‘(…) la jurisdicción penal militar, está exceptuada de conocer (…)’, tal como lo expresó la fiscal general militar en el oficio N° 0836, del 4 de mayo de 2017, dirigido a la fiscal general de la República Dra. Luisa Ortega Díaz, con arreglo a las normas del procedimiento penal pautado en el artículo 373 del Código Orgánico Procesal Penal”.

De esta forma, el TSJ reconoce lo dicho por la fiscal Luisa Ortega Díaz esta semana, cuando dijo que el caso de Azuaje estaba en el limbo jurídico, ya que al ser apresado en flagrancia el pasado 2 de mayo, debió ser trasladado a su residencia mientras el Cleb determinaba su retiro o no de la inmunidad parlamentaria.

A Azuaje se le decomisaron explosivos, armas y municiones en la ciudad de Barinas y fue señalado de actos de terrorismo y por participar en la delincuencia organizada.

Menú de cierre