El caso que denunciara el constituyentista Diosdado Cabello, de una supuesta red de extorsión y lavado de dinero liderada por el diputado del chavismo, Germán Ferrer, esposo de la destituida fiscal Luisa Ortega Díaz, avanza sin freno. Luego que minutos después de la denuncia, el fiscal nombrado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, pidiera el encarcelamiento del parlamentario, a las pocas horas el Tribunal Supremo de Justicia dio el visto bueno a la solicitud.  El Universal con el reporte.

Sentencia. La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia declaró procedente la detención del diputado Germán Darío Ferrer, presuntamente involucrado en una red de corrupción de la anterior gestión del Ministerio Público (MP). De acuerdo con la sentencia, publicada en el portal web del Poder Judicial, existen las evidencias para determinar la responsabilidad del ciudadano.

Medida. En una sesión extraordinaria, la plenaria del TSJ estudió el informe que Saab, en nombre del Ministerio Público, presentó y determinaron la responsabilidad de Ferrer, esposo de la fiscal Luisa Ortega Díaz, por haber incurrido de manera permanente” en los delitos de corrupción propia, enriquecimiento, legitimación de capitales y asociación, y extorsión.

Desestimación. La Fiscalía había solicitado que se iniciara el antejuicio  de mérito para retirarle la inmunidad parlamentaria, a lo que la decisión que tuvo como ponente a Juan José Mendoza, presidente de la Sala Constitucional, señala que no es procedente la realización de un antejuicio porque existe flagrancia en el delito. Enviaron copia de las actuaciones a Delcy Rodríguez, presidenta de la ANC, para que decida sobre si se allana la inmunidad del parlamentario oficialista.

Detalle. “En los casos de los delitos en flagrancia, no es procedente la institución del antejuicio de mérito”, señala la sentencia, por lo que consideró la Sala Plena que “el enjuiciamiento del mencionado ciudadano deberá hacerse por ante los tribunales ordinarios competentes”, por los delitos que se le acusa.

Caso. Este 16 de agosto, Cabello aseguró que altos funcionarios y directivos del MP, presuntamente dirigidos por Ferrer, conformaban una red delictiva que extorsionó a varias empresas que operan en la Faja Petrolífera del Orinoco, a las que esta red chantajeó por más de seis millones de dólares con la amenaza, dijo, de iniciar investigaciones en su contra.

Pruebas. Según los documentos entregados por Cabello al fiscal general de la República, se evidencia que Ferrer, junto a Pedro Lupera, fiscal nacional activo, y Gioconda González, jefa del despacho de la exfiscal, poseen cuentas bancarias en Las Bahamas, individuales y conjuntas, por más de 6 millones de dólares provenientes de estas extorsiones.

Averiguación. Saab designó a dos fiscales para que investiguen los supuestos delitos. En un pronunciamiento al país, mostró seis documentos “originales” que comprometerían de manera directa al esposo de Ortega Díaz y a fiscales activos del Ministerio Público. “Se puede presumir que quien dirigía esta banda de extorsión es el ciudadano Germán Ferrer”, denunció y solicitó que se investigue la creación de una fundación y compañía anónima en el exterior. “Hablamos de una mafia trasnacional. Estos bancos y fundaciones deben rendir cuenta de estos delitos”, acusó.

Reacción. Ferrer repudió las acusaciones que en su contra presentó Cabello, y negó que sea real la firma que aparece en los documentos presentados ante el MP, retando a que se compare su rúbrica con la de esos papeles.“¡Qué indignación!. Mostrando firmas que no he hecho de documentos que no resisten la más mínima prueba. Reto a que comparen lo que él presenta con una firma original mía para desenmascararlo por inmoral”, dijo.

Falso. El aún diputado dijo que “como es tan cínico y mentiroso un personaje como Tarek”, al tiempo que pidió “la solidaridad del venezolano de bien”.

Antecedentes. A comienzos de agosto Ferrer, junto con los diputados Eustoquio Contreras e Ivonne Tellez oficializaron su retiro de la fracción parlamentaria del Gran Polo Patriótico en el Parlamento venezolano y anunciaron la creación de la que denominaron como “fracción parlamentaria Socialista”. Tanto ellos como otros fieles seguidores del movimiento chavista manifestaron, desde el primer momento de haber sido convocada, no avalar la actual Asamblea Nacional Constituyente.

Menú de cierre