Durante semanas, el pago de pensiones por taquilla bancaria se ha convertido en dolor de cabeza para las personas de la tercera edad, debido a la insuficiencia de efectivo en el sistema financiero nacional. La banca para poder cumplir con la cancelación ha optado por entregar billetes de baja denominación o impedir el cobro total, obligando a sus clientes cargar con literalmente bolsas de dinero o tener que varias veces a la institución.

En una nota de El Mundo Economía y Negocios, se indica que debido a las quejas de los usuarios, , la Superintendencia de las Instituciones Bancarias (Sudeban) instruyó a la banca a garantizar y disponer de billetes de alta denominación al momento de realizar el pago de la pensión.

A través de una circular, Sudeban informó de la estrategia a ser aplicada para optimizar la atención de los adultos mayores y discapacitados en las instituciones bancarias, pues alega que ha recibido innumerables denuncias presentadas contra instituciones bancarias que no cumplen con lo señalado en la normativa vigente.

Entre las normativas, la Superintendencia ratificó que las instituciones bancarias no podrán exigir requisitos adicionales a los señalados por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) para la apertura de cuentas, ni para realizar cualquiera de sus operaciones bancarias.

Asimismo, recalcó que estas instituciones deben disponer de billetes de alta denominación al momento de pagar la pensión y a ser garantes de la entrega del monto exacto solicitado por los acreedores de este beneficio.

Fuentes del sector advierten que la banca ha debido imponer limitantes para el pago, pues al solicitar remesas de billetes para cubrir la cancelación de las pensiones, no reciben ni el 20% de lo pedido.

Actualmente el país vive una fuerte escasez de papel moneda, por la lentitud con la que ha sido incorporado el nuevo cono monetario.

Menú de cierre