La decisión de la Asamblea Nacional (AN) de realizar un referendo consultivo para dilucidar una salida a la crisis nacional, ha recibido fuerte oposición desde el Gobierno, y ahora también desde el Consejo Nacional Electoral.

En un reporte de El Universal,  la rectora principal del órgano comicial Socorro Hernández, sentenció que debido a que no cuenta con el aval del CNE, el plebiscito convocado por la oposición para el próximo 16 de julio, no tendrá validez.

“La competencia de convocar a elecciones, a consultas, a referendos, es del órgano del Poder Electoral. No hay ninguna otra institución, o factor que tenga eso entre sus competencias. Por lo tanto cualquier consulta que se realice en el país para que tenga validez tiene que ser realizado por el Poder Electoral”, dijo la funcionaria.

La crítica no quedó allí, pues la rectora del CNE además consideró que la iniciativa puede traer consecuencias legales. “Cualquier otra consulta que quiera propiciar alguien no tiene carácter legal, al contrario, eso se puede considerar como usurpación de funciones (…) y eso tiene sus consecuencias, está penado (por la ley)”, dijo.

Para Hernández, el llamado a referendo que hace la AN y la Mesa de la Unidad no debería hacerse: “Eso no debe hacerse porque es seguir incentivando a la violencia, a seguir desmembrando al país”, deploró.

La rectora de la CNE además aludió a la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, convocada por el presidente de la República Nicolás Maduro y cuya fecha fue fijada para el próximo 30 de julio.

Explicó que las ferias comiciales para relacionar al elector con ese proceso están funcionando desde este 6 de julio, aunque en esta oportunidad, por la celeridad del proceso, no serán con las máquinas de votación sino con información didáctica “para que la gente sepa cómo votar”.

Informó que también comenzó el proceso de capacitación de los trabajadores de las mesas electorales y en estos días el CNE continúa con la auditoría de los datos biométricos de los electores.

Agregó que están siguiendo “con particular atención” todo lo relacionado con la seguridad de este proceso, en coordinación con los cuerpos de seguridad del Estado y del Plan República.

“Son alrededor de 14 mil centros. El Plan República está activado, el perímetro de seguridad está extendido (…) lo que permite a nuestras fuerzas de seguridad poder tomar acciones prontamente para evitar cualquier situación de conflicto que pudiera estarse presentando. La defensa del orden público la tendrá la Guardia Nacional Bolivariana”, reiteró.

Resaltó que tienen “toda una serie de actividades desplegadas para cumplir con el objetivo  de tener nuestro proceso electoral el 30 de julio. Todas las actividades están ocurriendo tal como estaban previstas en el cronograma”.

Menú de cierre