El representante por Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Rafael Ramírez, manifestó que desde el año 2012 el fallecido presidente Hugo Chávez conocía la situación de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y el problema cambiario que había en el país. Lo sostuvo en un artículo publicado en Aporrea.

Entorno. De acuerdo a Ramírez, “en una conversación que tuvimos con el Comandante Chávez en La Habana en diciembre de 2012, ya con un cuadro de salud comprometido, con parte de lo que se llamaba en aquel entonces el ‘equipo político’, (debo precisar el equipo político del Comandante Chávez), hablamos de escenarios”.

Recuerdo. El expresidente de Pdvsa, dijo que en una oportunidad le recordó a Chávez, “la gravedad de la situación, tanto desde el punto de vista económico como político”. Precisa que desde finales de 2012, el equipo económico, ya había trasmitido al Comandante sus preocupaciones y algunas medidas, siempre, con la premisa fundamental de mantener las conquistas sociales y el rumbo al socialismo. “Él, no sólo hizo suyas esas preocupaciones, sino que las reflexionó a profundidad y ya comenzaba a transmitirlas al Pueblo en sus palabras y discursos. No le dio tiempo, se agravó su enfermedad”, relató.

Petróleo. Además de lo económico, Ramírez dice que Chávez conocía en detalle la situación petrolera internacional, “el escenario de la caída del precio”, y el de la confrontación geopolítica entre países del Golfo Pérsico, Irán y Rusia,

Pdvsa. Añadió que Chávez estaba al tanto, “con mucho detalle, de los problemas que podría llegar a confrontar Pdvsa. Él sabía que Pdvsa tenía una fuerte carga sobre sus hombros, debido a que era imperativo que, dada sus capacidades y despliegue en el territorio nacional, asumiera tareas, muchas veces de emergencia, mientras se creaban o fortalecían las instancias correspondientes del Estado”.

Control de cambio. Sin embargo, Ramírez dice que en 2012 ya afectaba el tema cambiario, pues el costo del diferencial lo absorbía la empresa. “Esto no solo nos encarecía los costos de producción sino que afectaba el flujo de caja y deuda con proveedores. Por otra parte, tuvimos que emitir deuda para respaldar una política cambiaria que no terminaba por revisarse y mantener el llamado “implícito” a un nivel establecido como objetivo por el BCV y Ministerio de Finanzas”.

Producción. Ramírez, asegura que a pesar de esta situación que tendía a complicarse, siempre mantuvieron la producción petroleros a los niveles de 3 millones de barriles día. Actualmente la industria extrae menos de 2 millones.

Crítica. El funcionario sostuvo que por eso cuando el Presidente Maduro lo designó Vicepresidente del área económica en octubre de 2013, tenía una idea clara de los problemas y de lo que había que hacer. “Algunos compañeros me advertían que no tendría el apoyo necesario para hacerlo. Entendía que era una oportunidad de ayudar, contribuir a estabilizar y estar en mejores condiciones para una tormenta que tendríamos que cruzar, sin el Comandante Chávez”, pero señala que al final de ese período, entre octubre de 2013 y agosto de 2014, no se obtuvo el apoyo necesario para avanzar en un conjunto de medidas resultado de un arduo trabajo y estrecha colaboración del BCV y otros especialistas, todos vinculados a la gestión del Comandante Chávez.

Actores. Ramírez dijo que “no se pudo” aplicar el programa, pero acota: “¿Qué fuerzas actuaron torpedeando esta agenda?, siguen allí y hay que identificarlas, no son factores revolucionarios, se mimetizan, a veces juegan por las bandas, manipulan, adulan, atacan. Siempre lo he sostenido, ante las críticas de la derecha a nuestro proceso, reitero, quien ataca a la economía son los mecanismos del capitalismo que sobrevivieron la ofensiva revolucionaria del Comandante Chávez”.

Menú de cierre