La semana pasada el Gobierno anunció una serie de medidas económicas, entre las que se cuenta el fortalecimiento del control de precios vigente desde 2003, a través de los que llamó el Plan 50, para regular los importes de venta de medio centenar de rubros prioritarios.

En una nota del diario 2001, se indica que este 11 de septiembre se instalaron cuatro mesas de trabajo con los integrantes de la cadena de producción, distribución y comercialización del maíz, arroz, café y caña de azúcar para evaluar y fijar los precios acordados de venta al público de estos rubros.

El ministro de Agricultura Productiva y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, indicó que en esta jornada participaron los representantes de la producción primaria, de los centros de acopio, del transporte y procesamiento.

Precisó que todo el plan de precio debe hacerse “pensando en el consumidor final”, a quien debe llegarle el producto de alta calidad al precio acordado.

El encuentro se llevó a cabo como parte de los anuncios económicos hechos el 7 de septiembre por el presidente de la República, Nicolás Maduro, para diseñar un sistema de fijación precio máximo para 50 rubros esenciales para las familias venezolanas, como parte del proyecto de la Ley de Abastecimiento Soberano y Precios Acordados elevado por el jefe de Estado ante la chavista Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Otro de los productos que también serán evaluados son: Leche líquida pasteurizada, leche en polvo, mayonesa, margarina, mortadela, harina de trigo para panadería, pastas alimenticias, pollo, pescado como la curvina, el corocoro, atún, sardina, además de mantequilla, queso blanco duro, jamón de cerdo, jabón en panela, jabón de baño y aceite.

 

Cerrar menú