A pesar del asalto y la violencia que se generaron en el Palacio Federal Legislativo al culminar la Sesión Solemne del 5 de julio, y con el quórum requerido, los diputados de la Mesa de la Unidad Democrática aprobaron por unanimidad el acuerdo sobre convocar un Referendo Consultivo para el próximo 16 de julio. El Universal con los detalles.

Llamado. “La mejor manera de sellar la convocatoria a la consulta popular es aprobar este acuerdo de realizar un referendo consultivo luego de este episodio infame”, aseveró Julio Borges, presidente de la AN, tras el asalto de oficialistas a la sede del Poder Legislativo. “Este hecho nos avergüenza y nos duele como venezolanos. Es el reflejo de la situación del país”, manifestó el parlamentario, quien exhortó a los ciudadanos a mantenerse en la lucha “hasta conquistar la libertad”.

Base. El primer vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara, explicó que el mecanismo fue invocado de acuerdo al artículo 5, 70, 71, 333 y 350 de la Constitución. Específicamente, el artículo 71 que establece que “las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas a referendo consultivo por iniciativa del presidente” en consejo de ministros, y “por acuerdo de la Asamblea Nacional, aprobado por el voto de la mayoría de sus integrantes”.

Fecha. Guevara informó que la decisión fue aprobada “con el quórum reglamentario” para convocar “al pueblo de Venezuela para que decida el 16 de julio el destino de este país”.

Hechos. El primer vicepresidente de la AN aseguró que los grupos violentos que asaltaron el Parlamento “no pudieron impedir el objetivo”, y que los diputados mantuvieron la sesión. “Aprobamos la convocatoria. No pudieron impedir el objetivo, los diputados defendimos el Palacio, logramos que sacaran a estos delincuentes y logramos mantener la sesión (…) oficialmente el pueblo de Venezuela está convocado al plebiscito nacional para el 16 de julio por la Asamblea Nacional”, sostuvo.

Antecedente. El pasado 3 de julio la oposición propuso un referendo para que el pueblo elija “el futuro del país”, en el que se planteará a los ciudadanos si rechazan o aprueban el proceso constituyente activado por el Gobierno, y se les llama a pronunciarse sobre la celebración de nuevas elecciones.

Declaración. “Que sea el pueblo quien decida si convoca y respalda la renovación de los poderes públicos que se encuentran al margen de la Constitución, además de la conformación de un gobierno de unidad nacional y la realización de elecciones transparentes y libres”, dijo Borges.

Menú de cierre