La presencia en Brasil de la fiscal destituida por la Asamblea Nacional Constituyente, Luisa Ortega Díaz, ha servido para que la funcionaria -requerida en Venezuela para apresarla- ventilara ante sus homólogos del Mercado Común del Sur (Mercosur) que posee supuestas pruebas que vinculan al presidente Nicolás Maduro y un grupo de sus funcionarios, a la trama de corrupción Odebrecht. El reporte es de El Universal.

Hechos.  Ortega Díaz afirmó que tiene pruebas que incriminan al presidente Nicolás Maduro, al constituyente Diosdado Cabello y el alcalde del municipio Libertador Jorge Rodríguez, con en el caso de corrupción de Odebrecht. La declaración la ofreció cuando participó en la reunión de fiscales del Mercosur en Brasilia, donde los presentes le expresaron su apoyo y afirmaron reconocerla como fiscal general de Venezuela y no a Tarek William Saab, quien fue designado por la ANC.

Ejecutivo. La fiscal destituida declaró que existen pruebas que señalan al primer mandatario como dueño de una empresa mexicana encargada de traer las bolsas de alimentos que son distribuidos a través de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Monto. Sobre el caso de Odebrecht denunció que Venezuela recibió 300 mil millones de dólares para las obras con esa compañía, de las cuales 11 están paralizadas. Asimismo, expresó que “tenemos pruebas de que a Diosdado Cabello le depositaron 100 millones de dólares en una empresa española llamada TSE” relacionada con el polémico caso de corrupción en el que están relacionados varios países.

Acción. “Voy a ceder las pruebas a algunos Estados para que procedan a enjuiciar a Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez y Diosdado Cabello”, aseguró Ortega Díaz.

Amenazas. Con respecto a las declaraciones del jefe de Estado, quien informó que solicitará a Interpol una orden de captura en su contra, señaló que no le sorprende pues el discurso de Maduro ha sido de amenazas. En ese sentido, denunció que ha recibido amenazas contra su vida y responsabiliza al Gobierno de lo que pueda ocurrirle.

País. Colombia le ofreció asilo político y luego de la reunión que tiene prevista con el canciller de Brasil regresará al país vecino, sin embargo, dejó claro que aún no ha decidido si aceptará la oferta. En los próximos días estará anunciando su decisión. Brasil también le ofreció asilarla.

Denuncia. Ortega Díaz resaltó que en estos momentos no tiene competencias para ejercer sanciones, solo puede denunciar ante la comunidad internacional los casos de corrupción que a su juicio, son la razón de la crisis económica que atraviesa Venezuela en la actualidad. Exhortó a sus colegas a no cooperar con el Ministerio Público que dirige Saab, pues “las pruebas serán destruidas” y es una institución que está en manos del Ejecutivo.

Reacción.  “Carece de toda validez lo que pueda decir una exfiscal que en casi 10 años no impulsó ninguna acción contra ninguno de las personas de las que ella ahora habla. ¡no tiene validez legal!.  Validez legal tendría, que esas supuestas pruebas las hubiese presentado ante el sistema de justicia”, así lo sentenció el fiscal provisorio designado por la constituyente Tarek William Saab.

Complicidad. Saab aseveró que Luisa Ortega Díaz fue cómplice en las  irregularidades que se registraron en la institución que presidió por 10 años. “Estamos hablando de una exfiscal removida del cargo por haber cometido faltas graves contra la moral y la ética”.  Sostuvo que los actos de la fiscal destituida tienen el repudio nacional “10 años después y fuera del país ¿vas a venir hablar de los que no hiciste?, ¡de lo cual fuiste cómplice!. Aquí yo he demostrado pruebas y no con montajes”.

Menú de cierre