La depuesta fiscal Luisa Ortega Díaz, volvió a pronunciarse sobre la situación del país, esta vez desde Perú, donde sostuvo que la tortura se ha convertido en una práctica en Venezuela y que en el país se instaló un Estado despótico.

En una reseña de El Nacional, se indica que Ortega asistió a la Convención de Fiscales y Procuradores en Lima. Desde ese escenario señaló que los venezolanos tienen menos derechos y que el régimen pretende convertirlos en reos del delito.

“Las personas cada vez tienen menos derechos y pretender ejercer cualquiera de ellos los puede convertir en reos del delito. Ya sean delitos inventados con pruebas sembradas y sin el debido proceso.  El encarcelamiento,  la incomunicación y la tortura se han convertido en una práctica en Venezuela”, expresó.

Opinó que en Venezuela se ha dejado a un lado el estado de Derecho para instalarse un “estado despótico”, junto a lo que considera como “un peligrosísimo aparato de represión y ejecución gigantesca de corrupción, responsable de la grave crisis”, que se registra en Venezuela.

Pidió a sus colegas fiscales que, todo lo que se acuerde en la Convención de Fiscales y Procuradores Generales, se haga hincapié en la denuncia que se hizo sobre la autonomía e independencia de los Ministerios Públicos.

Denunció que una de las “vicisitudes” que atraviesa la sociedad, es poder acceder a los productos básicos, como por ejemplo; “la medicina”.

Menú de cierre