El resquebrajamiento de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sigue en proceso. En una nueva jornada de dimes y diretes, le llegó el turno al gobernador electo del Zulia, Juan Pablo Guanipa, y el ex mandatario de Lara, Henri Falcón, quienes en sendas notas de El Universal, lanzan darlos a coalición de partidos.

Culpa. El presidente del partido Avanzada Progresista (AP), Henri Falcón, aseguró que hubo un complot por parte de las organizaciones políticas “Voluntad Popular y Primero Justicia”, que causaron su derrota en las elecciones regionales del pasado 15 de octubre.

Reunión. Falcón señaló que esas organizaciones políticas de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), se reunieron con la candidata del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Carmen Meléndez, antes de los comicios. No reveló el motivo de ese encuentro. “Voluntad Popular y Primero Justicia jugaron contra nosotros. Ellos generaron esta seguidilla de errores que nos condujo a esta situación de tragedia electoral que vivimos el 15 de octubre”, dijo.

Lectura. Falcón afirmó que el Gobierno obtuvo una victoria numérica más no una victoria política. Igualmente, afirmó que varios aspectos influyeron en “esa especie de caos electoral”, donde, sostuvo, se vio afectado por estar a favor de un eventual diálogo o mesa de negociación.

Reacción. El dirigente catalogó las declaraciones del ex gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, en contra el secretario general del partido Acción Democrática (AD), Henry Ramos Allup, como una “infantilada” y “por eso mismo no podemos dejar el país en manos de una muchachada que no asume sus errores y se los delega a otro”. Capriles dijo que no continuaría en la coalición, mientras Ramos estuviera.

Oposición. Para Falcón, el proceso electoral del pasado 15 de octubre, se “privó” por la decepción contra buena parte de la dirigencia opositora que no ha sido capaz de hablarle con claridad al país. “La MUD navega en dos extremos: quienes rechazan la vía electoral para sustituir al Gobierno, y los que creemos que el camino debe ser constitucional, electoral y democrático”, agregó.

Futuro. Aseguró que la MUD cumplió un ciclo y resaltó la necesidad de plantear una refundación. ”La Unidad no puede ser políticas de partido, debe incluir a factores que tengan que ver con la economía”. Destacó que el panorama desatado detrás de las regionales merece un análisis objetivo y transparente para transcender y “no quedarnos exclusivamente en el tema voto y replantear lo que pudiera ser en futuro una nueva plataforma unitaria de la oposición venezolana que de verdad reconozca a todos los sectores sin excepción, incluyente, participativa, solidaria que priorice los problemas de la gente”. “Es necesario refrescar el liderazgo de la unidad opositora porque no pueden dos o tres dirigir desde allí los de destinos del país”, subrayó.

Amenaza. El gobernador electo del estado Zulia, Juan Pablo Guanipa, aseveró este miércoles que “la democracia es una terrible amenaza para este Gobierno, por eso no aceptan elecciones libres, por eso violan la Constitución reiteradamente”.

Decisión. Ante su negativa de juramentarse ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aseguró que tanto él como el pueblo que lo eligió “no se van a arrodillar. El Zulia tiene una palabra y esa palabra se respeta”, por eso pidió que se respete la decisión que tomaron al elegirlo como su mandatario regional. Añadió que no lo pueden obligar a tomar juramento “porque cuando uno jura, está comprometiendo su vida y su palabra en nombre de Dios, en nombre de la República, y hacerlo ante la indigna presidente de ese órgano Constituyente es humillarse ante ellos”.

Exigencia. En ese sentido, Guanipa exigió al Consejo Legislativo que lo juramente como gobernador electo por ser él, quien fue proclamado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) como gobernador del Zulia, el pasado 15 de octubre en  las elecciones regionales. “En el proceso electoral el pueblo dio una palabra, esa palabra tiene que ser respetada, por eso no tenemos que someternos a la humillación, ni juramentarnos ante una indigna Constituyente que no existe porque sus bases comiciales no fueron consultadas al pueblo”.

Consecuencias. Guanipa aseguró que a pesar de no haber sido juramentado aún como gobernador, sigue teniendo inmunidad parlamentaria, “aunque ellos (oficialismo) no lo respeten”, agregó. En este orden, manifestó estar preparado para asumir las consecuencias que podría acarrear su decisión. “Estoy absolutamente preparado emocionalmente, racionalmente, espiritualmente y en todos los sentidos para cualquier consecuencia de la acción que estamos tomando. ¿Inhabilitación política?, la asumo; ¿Privación de libertad?, la asumo; ¿qué se repitan las elecciones?, ¡échenle pichón!; eso sí, dirigente de la Unidad democrática que se postule en una elección producto del fraude de este Gobierno vencido, es un traidor del Zulia y de Venezuela”, sentenció.

Menú de cierre