Desde el pasado 1° de abril, Venezuela vive un proceso creciente de protestas opositoras, pero también de movilizaciones en apoyo al Gobierno, que han dejado cifras lamentables de fallecidos y lesionados, aunque también numerosos bienes inmuebles dañados y mercancía robada. En un reporte de El Nacional, el Observatorio de Derecho de Propiedad, adscrito al Centro de Divulgación del Conocimiento Económico, da cuenta de las acciones de vandalismo registradas en estas semanas.

Cifra. El Observatorio de Derecho de Propiedad contabiliza que en los últimos 74 días, producto de la conflictividad política que vive el país se han registrado 735 establecimientos comerciales saqueados por grupos vandálicos en 12 entidades.

Regiones. De acuerdo a la estadística, los estados más afectados son Barinas, Carabobo y Miranda; sin embargo, los dueños de todos los negocios atacados tienen la misma queja: la Guardia Nacional Bolivariana y las policías acudieron muy tarde a los sitios de los hechos y/o fueron permisivos con los saqueadores.

Comparación. El número de locales saqueados en solo 2 meses de este año contrasta con el total de 2016, cuando se registraron 1.300 irrupciones, en las que destacan Zulia con 73 negocios durante las manifestaciones contra el racionamiento eléctrico en enero y febrero.

Ejemplos. En Aragua, un mercado de mayoristas fue atacado en marzo mientras que en Cumaná, Sucre, las protestas por la escasez de alimentos de junio del año pasado dejó un saldo de 78 negocios saqueados, de los cuales 60% ha sido recuperado.

Antecedente. En diciembre 440 comercios fueron devastados en Ciudad Bolívar con ocasión de la protesta contra la medida del gobierno de sacar de circulación el billete de 100 bolívares. El Observatorio precisa que solo 20% de los negocios ha sido recuperado y 80% continúa cerrado.

Formato. El Observatorio destaca que desde abril pasado ha sido mucho mayor la saña y la destrucción mostrada por los vándalos en los negocios atacados. Advierte que el blanco de los saqueos han sido los comercios, galpones y depósitos con alimentos, y todo tipo de mercancía.

Ataques. La organización además precisa que en las parroquias caraqueñas de El Valle y El Paraíso de Caracas, y en los altos mirandinos (Los Teques y zonas aledañas), además de los saqueos, hubo otros ataques simultáneos a la propiedad privada que consistieron en la irrupción de grupos violentos y los allanamientos de la Guardia Nacional Bolivariana y otros cuerpos de seguridad del Estado en edificios residenciales, con daños severos y/o totales a vehículos, rejas de acceso, cámaras de seguridad e incendio de apartamentos impactados por las bombas lacrimógenas.

Otras acciones. Previo a las protestas que iniciaron en abril pasado, los saqueos se concentraron en las unidades de transporte de carga, fundamentalmente alimentos, en 1.500 camiones que fueron esquilmados por las turbas solo en las autopistas Regional del Centro y de Anzoátegui.

Menú de cierre