La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) firmó -este 03 de julio- un acuerdo nacional con diferentes sectores, cuya propuesta principal es la realización de un referendo consultivo que busca dirimir la salida a la crisis nacional. Unión Radio con los detalles.

Acción. Representantes de diferentes sectores acudieron a consolidar el Gran Acuerdo Nacional en contra de la Constituyente.  En un acto convocaron a un proceso para que el pueblo decida sobre lo qué quiere para el país. El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges informó que el documento titulado “Que sea el pueblo el que decida”, busca realizar el 16 de julio un plebiscito que decidirá si apoyan o no al presidente Nicolás Maduro, el papel Fuerzas Armadas y  su posición sobre la Constituyente.

Declaración. “Estamos declarando juntos por encima de nuestras diferencias pero sin renunciar a valores. Hoy estamos aquí reunidos en defensa de la Constitución y de la república porque sabemos que están amenazadas. Venezuela reclama unidad de todos para defenderla, la Unidad Nacional”.

Solicitud. Borges comunicó al país que el acuerdo solicita al Parlamento, en base al artículo 71 de la Constitución, a convocar un Referendo Consultivo sobre si se asumen de forma masiva los artículos 333 y 350, los cuales señalan que los venezolanos deben defender la Constitución y desconocer a cualquier Poder del Estado que la incumpla. “En virtud del artículo 5, 333 y 350 de la Constitución convocamos este 16 de julio a elegir futuro del país.  Queremos que el pueblo decida si rechaza o desconoce Constituyente”.

Artículo 5: La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.

Artículo 71: Las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas a referendo consultivo por iniciativa del Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; por acuerdo de la Asamblea Nacional, aprobado por el voto de la mayoría de sus integrantes; o a solicitud de un número no menor del diez por ciento de los electores y electoras inscritos en el Registro Civil y Electoral. También podrán ser sometidas a referendo consultivo las materias de especial trascendencia parroquial, municipal y estadal. La iniciativa le corresponde a la Junta Parroquial, al Concejo Municipal, o al Consejo Legislativo, por acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes; al Alcalde o Alcaldesa, o al Gobernador o Gobernadora de Estado, o a un número no menor del diez por ciento del total de inscritos e inscritas en la circunscripción correspondiente, que lo soliciten.

Artículo 333: Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.

Artículo 350: El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos.

Opciones. El referendo propuesto por la Unidad y los gremios, presentará tres opciones a los ciudadanos: decidir si rechaza o aprueba la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) convocada por el presidente Nicolás Maduro, decidir qué papel deben asumir los funcionarios públicos y la Fuerza Armada Nacional para restituir el orden constitucional, y decidir si se respalda la convocatoria de la renovación de los poderes públicos que se encuentran al margen de la Constitución además de la conformación de un “Gobierno de Unidad Nacional” y la realización de elecciones libres para restituir la constitucionalidad.

Menú de cierre