Tras 73 días de protestas, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció que evalúa fortalecer su oposición al gobierno y la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) con acciones que incluirían una huelga general. El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), Freddy Guevera, fue el encargado de hacer el anuncio en una nota de El Nacional.

Agenda. La Mesa de la Unidad Democrática debatió la agenda a seguir en los próximos días que incluye, entre otras, asesoría jurídica a quienes hoy acudan a la Sala Electoral del TSJ y apoyen el recurso de nulidad de la constituyente, así como una huelga general y más presión de calle, con actividades y “marchas sorpresas” (sin especificar sitio al cual irán) hasta una “manifestación masiva” que aglutine a todos los sectores.

Declaración. “Llegó el momento de que el pueblo se prepare para una gran huelga nacional y una gran movilización de nuevo hacia Caracas. Es hora de una protesta masiva, es hora de la huelga”, afirmó Guevara.

Diferencia. Guevara explicó que no se trata de un paro porque este implica que patronos y obreros suspendan labores, sino de incorporación de sectores a las manifestaciones, según su actividad: “Cada vez la protesta es más cerca de Miraflores y, si es reprimida, la gente sale más. Vamos a ir con mayor presión, sin violencia, hasta que la constituyente sea suspendida y hasta lograr que otro poder público se sume a la Fiscalía, que la fuerza armada le retire el apoyo y se tenga una salida institucional. Ahora, la única negociación que aceptará el pueblo es aquella que diga cuándo saldrá Maduro de Miraflores y se elija otro presidente. ¡Eso solo ocurrirá si hay presión!”, dijo.

Objetivo. De acuerdo a los planteamientos de la MUD, la misma tiene como objetivo “parar la Asamblea Nacional Constituyente” antes del 30 de julio, cuando se elegirían sus miembros, con manifestaciones en los centros de votación, para lo cual Guevara propuso que la sociedad se organice. “Nos mantendremos en las calles”, aseveró la diputada Delsa Solórzano.

Represión. Solórzano cuestionó la represión y lamentó que la Guardia Nacional Bolivariana  pasó a ser, de una institución para el ascenso social, a uno descalificado: “Las madres veían en la Guardia un ejemplo; hoy ensuciaron sus uniformes con sangre de niños que piden libertad en las calles y son nuestros guerreros. Soldados, vamos juntos a construir el país porque, mientras sus jefes están bien, ustedes salen a asesinar”, dijo.

Menú de cierre