Desde 2014 diversas acciones judiciales han sacado del juego político a algunas autoridades municipales de la oposición. Atendiendo que en las últimas dos semanas, al menos cinco alcaldes han sido sentenciados, mientras varios están riesgo de la misma medida, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) denuncia persecución de su dirigencia.

En un reporte de El Universal, el alcalde del municipio Sucre, Carlos Ocariz, afirmó que hasta ahora suman 11 los burgomaestres destituidos, inhabilitados o encarcelados, entre los cuales se cuentan parte de los 13 que están en la lista del Tribunal Supremo de Justica (TSJ) por “supuesto desacato”, lo cual calificó como una “excusa” para poder ser “inhabilitados”.

El mandatario municipal señaló que desde diciembre de 2013, fecha en la que fueron electos, han sido destituidos o encarcelados: Antonio Ledezma (privado de libertad), Daniel Ceballos (privado de libertad), Delson Guarate (privado de libertad), Alfredo Ramos (privado de libertad), Gustavo Marcano (destituido y con orden de aprehensión), Lumay Barreto (destituida), Enzo Escarano (inhabilitado por 15 años y liberado después de 11 meses de prisión), Warner Jiménez (exiliado y con orden de aprehensión), Omar Láres (con orden de aprehensión), Carlos García (destituido y sentencias a 15 meses de cárcel) y Ramón Muchacho (destituido y sentenciado a 12 meses de prisión).

Ocariz señaló que esta persecución la han denunciado en instancias internacionales. Recordó el argumento usado por el Poder Judicial retirar a los dirigentes opositores en los últimos días es el “supuesto desacato” a las sentencias con las que se les ordenó evitar las barricadas y los cierres de vías en los municipios donde son autoridad.

“Esa es una excusa para dar los golpes de Estado”, acusó Ocariz, quien además espera audiencia así como sus homólogos de Baruta, Los Salias y Carrizal, mientras el alcalde del Hatillo, David Smolanski, deberá asistir este 9 de agosto al proceso en su contra.

Aseguró que “así nos persigan, destituyan o nos metan presos no vamos a abandonar la lucha por rescatar la libertad”.

Por su parte, el alcalde del municipio Chacao, Ramón Muchacho, expresó que “todo el peso de la injusticia revolucionaria” cayó sobre él y la comunidad a su cargo, luego de su destitución y condena.

Hasta este momento se desconoce el paradero de este funcionario, pero a través de un comunicado publicado en su cuenta personal en Twitter, el edil señaló “se nos condena por hacer nuestro trabajo, por garantizar el derecho legítimo a la protesta pacífica y el ejercicio de los derechos civiles y políticos de los venezolanos. Se nos condena por luchar por un Cambio en Venezuela!”.

Aseguró que sus pensamientos “están con los millones de venezolanos que sufren y padecen las inclemencias de este régimen, sin acceso a la justicia ni alivio, ni consuelo siquiera”.

A los habitantes de Chacao les pidió tener “serenidad y fortaleza en esta coyuntura difícil para todos” y advirtió que las próximas horas serán muy difíciles para él, teniendo las comunicaciones “severamente limitadas”.

Menú de cierre