El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) publicó la sentencia 261 en la que emite una medida sustitutiva de casa por cárcel al líder opositor Leopoldo López quien lleva 3 años y 5 meses preso. El texto divulgado en el portal del máximo juzgado, que era esperado por la defensa del dirigente de Voluntad Popular, revela el alcance del beneficio de arresto domiciliario.

La sentencia  emitida por la Sala de Casación Penal, sostiene que tiene prohibición dar declaraciones sobre “este procedimiento” y que está bajo los funcionarios adscritos al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

El dirigente de Voluntad Popular durante su primer día de arresto domiciliario

“La detención domiciliaria en su propio domicilio, bajo vigilancia de funcionarios adscritos al Sebin, y, prohibición de dar declaraciones con respecto al presente procedimiento ante cualquiera de los medios de comunicación, tanto a nivel nacional como internacional; atendiendo a las garantías constitucionales establecidas en los artículos 83 y 26 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, todo ello de conformidad con lo establecido en los artículos 106, 107, 108 y 109, de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia”, sostiene el documento.

López fue trasladado de la cárcel militar de Ramo Verde a su residencia en el municipio Chacao el pasado 8 de julio. Pasado el mediodía, se asomó desde su casa con una bandera de Venezuela en la mano para saludar a los ciudadanos que se concentraron en el lugar.

El diputado opositor Freddy Guevara, después de pasar varias horas reunido con López salió a declarar a los medios. Dijo que el beneficio de casa por cárcel otorgado al dirigente, se trataba de “un paso más para la liberación de todos los presos políticos y de todo el pueblo de Venezuela” pero afirmó que a esa hora los abogados aún desconocían los términos de la medida sustitutiva.

Tras la revisión de la sentencia, López, quien porta un brazalete electrónico, solo quedó limitado de declarar sobre su caso.

Menú de cierre