El presidente Nicolás Maduro recibió en el Palacio de Miraflores una marcha de simpatizantes contra el imperialismo. En un reporte de Globovisión, se indica que el mandatario respondió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ante las Naciones Unidas dijo que su administración se “está preparando para tomar medidas extra si el Gobierno de Venezuela persiste” en sus acciones.

Reacción. El presidente de la República, Nicolás Maduro, le respondió a Trump, a quien le recomendó “tragarse sus palabras”. Señaló que “hubo una conferencia-cena de los judas de América. Trump ha amenazado de muerte al presidente de Venezuela. Pero yo seguiré aquí firme con un pueblo haciendo una revolución socialista”.

Señalamiento. Maduro sentenció: “se cree el magnate del mundo. El dueño del mundo. Pero nadie es dueño de Venezuela (…) nadie le levanta la voz a Venezuela”, resaltó al decir que “Venezuela lo único que exige en este mundo es respeto, si Trump quiere hablar de Derechos Humanos, hablemos de las bombas que usted ha lanzado sobre Afganistán”, acusó.

Reto. El Jefe de Estado retó al jefe de la Casa Blanca a “un debate para hablar de la revolución venezolana”. “Invito a Donald Trump a un debate para ver si sostiene las palabras que hoy dijo leyendo en la ONU y hablar sobre el socialismo del siglo XXI y la revolución”, dijo mientras aseveró que “nunca ha dado, ni dará órdenes para lanzar bombas contra pueblos humildes como Afganistán, Siria e Irak”.

Declaración. “¿Quiere hablar? Hablemos de la cárcel de Guantánamo  y de cuánta gente está ahora secuestrada. ¿Cómo se llaman los presos de Guantánamo, mister Trump? (…) Hablemos de Derechos Humanos, del derecho a la alimentación del derecho al trabajo. ¿Cuántos estadounidenses tienen derecho al salario, tienen derecho a la salud a la vivienda, a la estabilidad laboral? (…) ¿Viene a hablar de socialismo? Quizás por ignorante lo dice. Vamos a darle el favor de la duda, por su ignorancia sobre el tema. Pero el socialismo en Venezuela no llegó en un tanque soviético”, acusó.

Asesores. Maduro consideró que el jefe de Estado estadounidense está “mal aconsejado” por sus asesores  porque según su opinión, ellos “creen que Venezuela es un edificio de Nueva York, en el que puede chantajear a los dueños, que salen y le venden el país. Venezuela no es una inmobiliaria de Nueva York”.

Sondeos. El primer mandatario dijo que según sus datos, el 70% de los estadounidenses quieren que Donald Trump abandone el poder “porque no quiere más guerra, más división, que no haya más supremacía racial y promover grupos como el Ku Klux Klan”.

Oposición. Maduro además arremetió contra la oposición venezolana al asegurar que la Mesa de la Unidad, preparó el escenario para que el “grupo extremista que tomó el poder en Estados Unidos” apliquen una “fórmula” contra el mundo y Venezuela. “Eso que nos hicieron durante 120 días (…) la violencia en las calles, tenía una marca: Made in USA. Marca de Washington. Y dicen que hay una dictadura para justificar cualquier cosa que haga la derecha. Golpes de Estado, medidas ilegales de sanciones, para justificar matar al Presidente de la República y decir que lo mataron porque era un dictador. Al final amenazan a Venezuela y la vida del Presidente”, alertó.

Menú de cierre