Sin aludir directamente al referendo consultivo que pretende realizar la Mesa de la Unidad el próximo 16 de julio para decidir una salida a la crisis, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tachó de inconstitucional cualquier consulta popular impulsada al margen del Poder Electoral del país.

En una nota de Últimas Noticias, se refiere que Maduro leyó varias disposiciones de la Constitución para concluir que el Consejo Nacional Electoral (CNE) es “el único poder que puede organizar” cualquier proceso de votaciones.

“Para uno convocar consultas públicas de carácter nacional refrendarias, tipo referéndum, amerita cumplir un conjunto de requisitos y mecanismos constitucionales y nadie puede pretender convocar consultas públicas que tengan carácter vinculante violando la constitución, los derechos establecidos aquí, o por su cuenta, a lo loco”, agregó.

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, anunció que pedirá a la Cámara que convoque a los venezolanos a una consulta ciudadana el próximo 16 de julio para que aprueben o rechacen el proceso constituyente impulsado por el Gobierno.

El referendo impulsado por la oposición preguntará también a los ciudadanos sobre la organización de nuevas elecciones y la formación de un Gobierno de “unidad” que sustituya al actual Ejecutivo.

En contrapartida, Maduro dijo: “Nadie puede pretender instalar un Estado paralelo, ilegal, inconstitucional, improvisado”, “Nadie puede pretender imponerle al país un evento político que no tiene visos de constitucionalidad y legalidad”, dijo.

Maduro reafirmó su apuesta por la Constituyente como único camino hacia “la paz” y para avanzar en el legado del fallecido expresidente Hugo Chávez.

Recordó que “nosotros debemos seguir trabajando para enfrentar la insurgencia violenta que hemos ido controlando, para perfeccionar el Plan Zamora y garantizar que este segundo semestre se imponga la paz y la tranquilidad”.

Menú de cierre