Las sanciones financieras que impuso Estados Unidos al Gobierno, así como a diversos funcionarios, incluido el presidente Nicolás Maduro, cierran el paso, al menos con agentes económicos de este país, a operaciones de financiamiento, por lo que el Ejecutivo inició reuniones para tratar de sortear las prohibiciones.

En una nota de Panorama, se indica que el presidente Maduro, sostuvo un encuentro con representantes de la empresa petrolera Chevron para explorar mecanismos que permitan continuar la relación estratégica tras las sanciones económicas anunciadas  por el gobierno de Estados Unidos que prohíben transar bonos del Estado y Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

En la cita, en la que participó Clay Nef, presidente de Chevron para América y África, el jefe de Estado ratificó a la firma estadounidense la voluntad del Ejecutivo de mantener lazos comerciales y las inversiones extranjeras. Esto, debido a que las sanciones impiden a cualquier inversionista o empresa estadounidense negociar deuda con Venezuela, y tampoco realizar operaciones con Maduro y otros altos funcionarios.

Pese a esto, el mandatario abogó por el diálogo y la búsqueda conjunta de fórmulas con Chevron para enfrentar la orden ejecutiva firmada por el presidente Donald Trump el pasado 25 de agosto.

En la reunión también participó el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami; el presidente de Pdvsa, Nelson Martínez; el ministro de Petróleo, Eulogio Del Pino; el vicepresidente de Planificación, Ricardo Menéndez; así como Alí Moshiri, asesor del director ejecutivo de Chevron.

La petrolera estadounidense es socia minoritaria junto a Pdvsa de las empresas mixtas Petroboscán, que opera en el campo Boscán del estado Zulia; y de Petropiar, un mejorador de crudo ubicado en la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez.

Menú de cierre