El presidente Nicolás Maduro emitió una advertencia -este 27 de junio- que es valorada desde diferentes ángulos, pues implica la eventual apertura del Ejecutivo a un enfrentamiento armado en el país. En una reseña de El Nacional, se dan los detalles.

Anuncio. El presidente Nicolás Maduro aseguró que luego de 90 días de manifestaciones opositoras, a las que calificó de violentas, defendería  “la revolución en caso de que esta fuera destruida”.

Declaración. “Aspiro que el mundo escuche después de 90 días de violencia, de destrucción y de muerte: Si Venezuela fuera sumida en el caos y la violencia, y fuera destruida la revolución bolivariana, nosotros iríamos al combate. Jamás nos rendiríamos y lo que no se pudo con los votos lo haríamos con las armas. Liberaríamos nuestra patria con las armas”, aseguró.

Reacción. El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, pidió a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, estar atenta a las palabras de Maduro. “Que Maduro diga que va a usar las armas por encima del voto es totalmente grave y motivo de lucha para el pueblo. La Fuerza Armada tiene que estar atenta a las palabras de Maduro, porque demuestra que es la violencia en la país”, sostuvo.

Gravedad. En este sentido, Borges expresó que  lo dicho por el presidente Nicolás Maduro, es muy grave, “no es una frase más en su discurso fuera de la realidad y debe ser un motivo más de lucha para los venezolanos para salir adelante “. “Rechazamos completamente lo que quiso decir Nicolás Maduro este 27 de junio. El presidente expuso lo que es él: violencia, fractura, pobreza. Con esta postura Maduro apuesta porque Venezuela siga sumergida en el caos en el que está ahora”, cuestionó.

Valoración. El gobernador de Miranda, Henrique Capriles, dijo que las palabras de Maduro son “una declaración de guerra a los venezolanos”. A propósito de lo ocurrido, llamó a los funcionarios de todo nivel a reflexionar “hasta dónde van a tolerar esta situación, que se siga hundiendo Venezuela”.

Menú de cierre