Luego de conocerse las sanciones económicas del gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra 13 altos funcionarios del Ejecutivo nacional, el presidente Nicolás Maduro repudió las acciones, y procedió a entregarle réplicas del sable del general Rafael Urdaneta a los señalados.

En un reporte de Últimas Noticias, Maduro rechazó las medidas unilaterales impuestas por a funcionarios como Elías Jaua, Néstor Reverol, Tibisay Lucena, Tarek William Saab, Iris Varela, entre otros.

En respuesta, el Jefe de Estado le otorgó una réplica del sable del General Rafael Urdaneta, que fue entregado por el Libertador Simón Bolívar utilizado en la Batalla de Carabobo, a los funcionarios por su reconocimiento al originario bolivariano.

Dijo que no reconoce la “lista de supuestas sanciones”, señalando que son “un honor”. “No reconocemos ninguna sanción”, porque ellas “representan una victoria del Estado venezolano que está firme, de pie, unido, fortaleciéndose rumbo a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC)”.

“Aquí estamos firmes civiles, militares (…) Jamás nos vamos a arrodillar”, les aseguró en contraparte. “Nuestra venganza será nuestra victoria popular Constituyente el próximo domingo 30 de julio. Venezuela dirá ‘a Venezuela se respeta’”, agregó.

Maduro además aludió al paro cívico nacional de este 26 de julio y que se extenderá hasta 28 del mismo mes a las 6:00 am, diciendo que “100 por ciento de trabajo arrojó el balance del día contra el paro que convocó sectores de la oposición. Transporte, Industrias Básicas, Sector Petrolero, Administración Públicas, Bancos, Sistema Metro, ninguno se han parado”, dijo.

Señaló que “a Venezuela no la para nadie, Venezuela lo que quiere es trabajo, estudio, prosperidad, amor”, aseveró.

Menú de cierre