Este 13 de noviembre deben asistir los tenedores de bonos de Venezuela para sentarse a negociar una eventual reestructuración con el Gobierno, el cual al anunciar que requiere revisar las condiciones de pago de sus compromisos en divisas, admite la necesidades financieras que sufre por el recorte de de sus ingresos. El Universal con el reporte.

Cita. El presidente de la República, Nicolás Maduro, anunció que 414 inversionistas tenedores de bonos de Pdvsa confirmaron su asistencia a la reunión convocada para el refinanciamiento de la deuda. La cifra equivale al 91% del total de los acreedores.

Origen. El primer mandatario recalcó que la reunión con los inversionistas se realizará este 13 de noviembre y entre los cuales se encuentran acreedores de diversos países como Estados Unidos (EEUU), Italia, Unión Europea (EU), Reino Unido (RU), entre otros, para encontrar “una fórmula que beneficie a las partes y le garantice a Venezuela los derechos fundamentales”.

Anuncio. En días pasados Maduro anunció que se crearía una comisión presidencial dirigida por el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, para conducir el refinanciamiento y la reestructuración global de todos los pagos externos de Venezuela.

Impago. Con respecto a las declaraciones de diversos economistas refiriéndose a un posible impago de Venezuela, el primer mandatario aseveró que “el default nunca llegará a Venezuela, negociaremos toda la deuda en el país”. Los analistas estiman que los compromisos del país suman $150 mil millones.

China y Rusia. Maduro también anunció que “los compromisos con la República China marchan perfecto”, al igual que con la “Federación de Rusia, y esta semana se firma en Moscú el refinanciamiento de la deuda con Rusia, porque Venezuela ha sabido cumplir con sus pagos”.

Declaración. Para Maduro, los empresarios de diversas partes del mundo “saben de la valentía del Gobierno para defender los intereses del país” y comprenden “la guerra financiera y la persecución” a la que está sometida Venezuela.

Sanciones. El Jefe de Estado recalcó que las sanciones del Gobierno de Estados Unidos (EEUU), “hacen imposible que surjan fórmulas para renegociar con otros países”. Igualmente, lamentó el anunció de sanciones que hizo la semana pasada la Unión Europea contra Venezuela. Aunado a eso, insistió en que la “persecución económica” fue “promovida por el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges”, por lo que pidió “justicia” por “lo que le ha hecho a Venezuela en cuestión financiera”.

Desconfianza. Diputados de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional –AN- consideran que la falta de confianza en la economía venezolana y la ausencia del aval de los mercados internacionales, no sustentan el anuncio del presidente Nicolás Maduro de reestructurar la deuda. El parlamentario de la AN, Rafael Guzmán, advierte que el anuncio solo busca beneficiar a fondos y personas cercanas al gobierno.

Posición.  “Al no haber reestructuración lo que hay es una bajada abrupta de los precios de los bonos,  porque la gente quiere salir de ellos, Venezuela no va a pagar y no puede reestructurar, entonces yo como inversionista salgo a vender ¿y quién compra a precio de gallina flaca? o la República pero tiene problemas de caja o aliados de la República, es decir fondos que han hecho trillones de dólares aprovechando y comprando esta deuda”, dijo Guzmán.

Corto Plaza. En lo que queda de año el Gobierno debe pagar alrededor de $1 mil millones, mientras que para 2018, el servicio de la deuda externa nacional ascenderá a más de $8 mil millones.

Menú de cierre