La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, expresó su intención de no caer en provocaciones y continuar con el trabajo que ha ejercido hasta ahora, “pensando en el país y trabajando en unidad” para lograr la justicia.

Exhortó a los demás fiscales para que actúen e investiguen hasta las últimas consecuencias y determinar la responsabilidad de quienes pudieran están incursos en derrochamiento del patrimonio público. En especial, instó a los funcionarios que investigan delitos de corrupción y drogas.

“No podemos actuar apresuradamente, alterarnos por cualquier evento. Es una responsabilidad demasiado grande la que tenemos nosotros para estar tutelando los conflictos y los complejos de otras personas”, dijo durante un improvisado encuentro junto a otros fiscales del Ministerio Público y disidentes del oficialismo que se pronunciaron en contra de las políticas del presidente Nicolás Maduro en su sede.

“Yo, mientras tenga un poquito de aliento, hasta mi último aliento, estaré trabajando para garantizar sus derechos. Tenemos que aferrarnos a la Constitución y llevarla en nuestro corazón”, dijo.

Sobre el tema de la Constituyente mantuvo su posición y dijo que “tenemos derecho a ser consultados, sobre todo consultados en tema que son de trascendencia para el país. El pueblo debe ser consultado sobre eliminar un Poder, eliminar al Ministerio Público”. Los presentes gritaban consignas en apoyo a Luisa Ortega Díaz y en rechazo a las acusaciones en su contra, mientras que simpatizantes del oficialismo, levantaron una tarima en las puertas del edificio de la Fiscalía.

Cuestionó el uso del dinero público para alentar actos oficialistas. “¿De dónde sale el dinero para las tarimas y para el sonido?”.

Por su parte, el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, señaló este domingo que Ortega Díaz “pretende convertir al Ministerio Público en un nuevo partido de la cosa esa llamada MUD”, dijo en su cuenta en Twitter.

A continuación el video con las declaraciones de este lunes:

Menú de cierre