Por más de 20 años, Luis Emilio Rondón ha estado vinculado con el Consejo Nacional Electoral (CNE). Comenzó como estudiantes, siguió director de la Oficina de Participación Política y ahora es rector, el único de los cuatro que no avala la concepción, proceso y resultados de la Constituyente convocada por Nicolás Maduro.

Tiene las credenciales y experiencia para hablar sobre el tema electoral con toda propiedad y, de la votación celebrada el pasado 30 de julio, dice que es “muy grave”. Argumenta que vulnera los controles y “crea un precedente que no debe ser repetido en ningún otro proceso electoral”.

“Considero que son razonables las dudas que el pueblo pueda tener sobre los resultados ofrecidos por el Consejo Nacional Electoral”, dijo este martes en rueda de prensa.

Es el rector incómodo para sus homólogas Socorro Hernández, Tania D’ Amelio y Tibisay Lucena, quien ostenta la presidencia del CNE con claro sesgo hacia el gobierno. Desde el primer momento cuando el presidente Maduro anunció el camino para una ANC, marcó distancia y denunció tanto la inconstitucionalidad de la convocatoria como la falta de credibilidad en el proceso que, en esta ocasión, contó con menos auditorías, no se usó tinta indeleble y se permitió que electores votaran en otros centros de su municipio.

“No puedo avalar la consistencia o veracidad de resultados 30J”, enfatiza el rector.

“No puedo tener confianza en cifra alguna que haya surgido de un proceso que no contó con todos los controles que a los largo de estos años se han ido incluyendo para generar confianza en los comicios que se llevan a cabo en Venezuela”, puntualizó.

Según Tibisay Lucena, más de 8 millones de personas participaron en el proceso electoral para escoger a los representantes de una polémica Asamblea Nacional Constituyente, quienes serán los encargados de redactar una nueva Constitución. La oposición sostiene “fraude” y luego de cuatro meses de protestas con más de un centenar de muertos fue imposible detener el proceso. Algunas naciones preocupadas por lo que ocurre en el país, se han pronunciado desconociendo los resultados.

A continuación palabras del rector que compartió por su cuenta en la red social Twitter:

Me dirijo hoy al país para fijar mi posición ante el resultado del proceso de este domingo.

Considero que son razonables las dudas que el pueblo venezolano pueda tener sobre los resultados ofrecidos por el Consejo Nacional Electoral y que me han expresado por diversas vías.

Como Rector del ente comicial venezolano, por primera vez desde que asumí este compromiso con el país, no puedo avalar la consistencia o veracidad de los resultados ofrecidos el domingo en vista de que al carácter inconstitucional de su convocatoria se sumaron decisiones que atentan contra la credibilidad del proceso y que he venido denunciando en los últimos tres meses.

Los controles que hacen de nuestro sistema electoral un sistema bondadoso fueron en su mayoría flexibilizados e incluso en algunos casos eliminados.

1. En primer lugar se llevaron a cabo menos auditorías. Estas son revisiones que permiten afianzar cada fase del proceso y que a lo largo de los años han ido aumentando con la finalidad de comprobar el correcto funcionamiento del proceso. A diferencia de 2015 cuando se realizaron 18 auditorías, para este proceso tan solo se planificaron 8. Esto, no solo implica un retroceso, sino que debilita gravemente el sistema electoral venezolano.

Es propicio en este punto señalar que es fundamental instrumentar a la brevedad y dar a conocer los resultados de la auditoría de duplicidad de huellas y de No Match, es decir, constatar si una persona votó más de una vez.

2. No se utilizó la tinta indeleble, elemento que permite fortalecer la garantía de que un elector no vote más de una vez

3. Además…a pocas horas de la realización del proceso se permitió que los venezolanos votaran en cualquier centro electoral de su municipio, permitiendo con ello – por ejemplo- la incorporación en los cuadernos de votación de datos de otros electores distintos a los inscritos en ese centro.

Estos cambios se hicieron usando como excusa la violencia en las calles del país…Sin embargo, en otros momentos, ante hechos similares e incluso de menor magnitud se amenazó con la suspensión de los procesos comiciales.

4. Por último…el Consejo Nacional Electoral, que regularmente empieza a publicar los resultados en su página web, como muy tarde, a las pocas horas de ofrecer el primer boletín de resultados; en esta oportunidad entregó primero al presidente de la República una copia de este balance parcial antes que el pueblo e incluso los candidatos en su totalidad conocieran los resultados a través de la página web.

A esta hora el Consejo Nacional Electoral aún no ha publicado en la página web los detalles de los resultados de la jornada de este domingo…..

El CNE debe publicar no solo un resultado final de participación y el nombre de quienes resultaron adjudicados como ganadores…Debe además presentar ante el país las actas de escrutinio con el total de votos de cada mesa y la totalización de votos obtenidos por cada candidato, así como la adjudicación de cada uno de ellos.

En vista de todo lo anteriormente expuesto yo, como rector del CNE, no puedo tener confianza en cifra alguna que haya surgido de un proceso que no contó con todos los controles que a lo largo de estos años se han ido incluyendo para generar confianza en los comicios que se llevan a cabo en Venezuela.

Como dije, todo esto se suma a la inconstitucionalidad del proceso pues el pueblo, solo el pueblo, debió activar la convocatoria.

Lo ocurrido este domingo es muy grave, vulnera nuestros controles electorales y crea un precedente que no debe ser repetido en ningún otro proceso electoral venezolano.

Menú de cierre