Desde que al dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López, le fuera concedido el arresto domiciliario el pasado 8 de julio, ha sostenido conversaciones con líderes iberoamericanos, así como de organismos multilaterales.

De acuerdo a una reseña de El Nacional, este 13 de julio el apresado dirigente opositor llamó al presidente de Argentina, Mauricio Macri, para agradecerle por su respaldo durante los tres años que estuvo detenido en la cárcel de Ramo Verde y por el compromiso a favor de una salida a la crisis política y económica que atraviesa el país.

De acuerdo con fuentes oficiales argentinas, se trató de una extensa charla telefónica que Macri recibió en la sede del gobierno en Buenos Aires.

El líder opositor le reafirmó al jefe de Estado que quiere que el régimen de Nicolás Maduro respete el “proceso institucional” en Venezuela. “Si mi lucha por la libertad de Venezuela implica que debo volver a Ramo Verde, estoy dispuesto a hacerlo. No estoy dispuesto a claudicar en mi lucha por la libertad”, le habría dicho al mandatario argentino.

López además recibió la llamada del presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, quien mostró interés por su estado y le felicitó por el “coraje” demostrado durante el tiempo que ha estado en prisión.

Rajoy ya había destacado sobre la excarcelación del opositor, que ha considerado un paso positivo aunque ya había reclamado su liberación total y que le fuera levantado también el arresto domiciliario que sufre.

También trascendió que Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), conversó con el coordinador nacional de Voluntad Popular. Ambos coincidieron en la necesidad de continuar trabajando para el retorno de la democracia en Venezuela y para la recuperación de los derechos del pueblo venezolano.

Fuentes de Voluntad Popular, indicaron que durante la conversación, enfatizaron la urgencia de que el régimen ponga fin a la represión, la inmediata necesidad de un calendario electoral integral, la apertura de un canal humanitario que atienda las necesidades de la gente en el país, el restablecimiento completo de las facultades de la Asamblea Nacional y la libertad de todos los presos políticos, incluyendo la libertad plena para el propio López.

Menú de cierre