En medio de una severa escasez de efectivo, que mantiene restringido el acceso por taquilla bancaria, y los cajeros están vacíos a toda hora, el Banco Central de Venezuela no ha logrado acelerar la entrada del nuevo cono monetario, por lo que el déficit de unidades de papel moneda picará y se extenderá.

Así lo prevé el presidente de la comisión de Finanzas, José Guerra, quien en un reporte de Globovisión, refiere que “en este momento, según los cálculos, son requeridas 2 mil 750 millones de piezas de billetes”, para corregir la escasez de cash.

Explicó que “al no llegar los billetes no se pueden distribuir los mismos”, por lo que exhortó al Gobierno nacional tomar en cuenta medidas ante dicha situación, pues en los meses de octubre, noviembre y diciembre existe una mayor demanda de las piezas y para el momento no existe la oferta necesaria.

De acuerdo al Banco Central, hasta julio estaban circulando 552,2 millones de piezas del nuevo cono monetario, una cifra exigua cuando se compara con las unidades en circulación del resto de los billetes, que solo en el caso del de Bs 100 supera los 6 millardos.

Guerra destacó que la inflación obliga a demandar más efectivo. En ese sentido, precisó que “la Asamblea Nacional está haciendo un esfuerzo por publicar inflación con la misma metodología del Banco Central de Venezuela”, calculando la misma en el período de enero a julio de 248,6.

Destacó que “si la misma se proyecta al mes de diciembre estaríamos hablando de una inflación de 1000%”, subrayó.

Asimismo exhortó al Gobierno a ejecutar “un plan para bajar la inflación”, pues consideró que “si no hay un plan para ello vamos a estar en esta corredera”.

Menú de cierre