Luego de la sorpresiva reunión preparatoria entre el Gobierno y la oposición que fue anunciada para el 13 de septiembre en República Dominicana, trascendió que los representantes de ambas partes prosiguen los contactos para avanzar en las condiciones que permitan reactivar el diálogo. Unión Radio con el reporte.

Proceso. A la iniciativa del ex presidente del Ejecutivo español José Luis Rodríguez Zapatero y del Gobierno dominicano que invitaron a ambas partes a un diálogo, las mismas se volvieron a citar este 14 de septiembre en la sede de la Cancillería, para abrir una nueva negociación encaminado a cerrar la crisis que vive el país.

Cita. El encuentro, que se prolongó más de seis horas, se celebró con un gran hermetismo, sin que se hayan difundido imágenes del mismo ni se haya informado oficialmente del formato de las reuniones.

Avance. A su llegada a la sede de la Cancillería, el presidente dominicano, Danilo Medina, no hizo declaraciones a la prensa, pero el día previo al término del encuentro aseguró que se escuchó a ambas partes y señaló que “hay mucha disposición de llegar a algún tipo de negociación”. Medina añadió que se “está en el proceso de construcción de una agenda que lleve a una negociación definitiva a la crisis”.

Gobierno. Los representantes del Gobierno venezolano acudieron al encuentro “con mucho optimismo por la paz” en su país, según dijo en breves declaraciones la presidenta de Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien participa en las reuniones junto al alcalde del municipio caraqueño Libertador, Jorge Rodríguez.

Oposición. Del lado de la oposición venezolana aunque ha acudido a la convocatoria de Santo Domingo, exige condiciones para abrir negociaciones. El 31 de agosto se evaluaron diversas propuestas. Una de ellas, la mediación de cinco países, dos designados por el gobierno, dos por la oposición y el quinto escogido entre las partes. Se evaluó al Vaticano como garante y a Francia, Portugal, Grecia, Perú y México como mediadores.

Exigencias. Para el diálogo la oposición exige un cronograma electoral nacional, regional y municipal, libertad de presos políticos, cese de hostilidad contra la Asamblea Nacional y el canal humanitario. Miraflores propuso elecciones presidenciales en octubre de 2018, levantar el desacato al Parlamento y reducir el período de la constituyente a julio de 2019, a cambio de que los diputados convivieran con este foro político, y aprobaran los créditos y proyectos internacionales que requiere el gobierno.

Menú de cierre