El Ejecutivo nacional retomó la medida de ocupación con la Cadena de mayoristas Makro. En un reporte de El Nacional se informan los detalles de la acción que lesiona derechos de los consumidores y del sector privado.

Anuncio. William Contreras,  jefe de la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), informó que -este 21 de noviembre- realizaron un proceso de intervención a Makro por irregularidades en la cadena de distribución en todos los establecimientos a nivel nacional.

Declaración. “En este momento nos encontramos aplicando una intervención a la red de distribución de la empresa Makro por una serie de denuncias que recibimos donde hay irregularidades en el proceso de compras al mayor por parte de pequeños comerciantes”, indicó.

Argumento. Contreras manifestó que Makro fue ocupada por estar condicionando la venta a los pequeños comerciantes, a los cuales estaría imponiendo que deben hacer una compra mínima de Bs 5 millones si quieren llevar productos como harina, azúcar y arroz.

Averiguación. El superintendente detalló que solicitaron al Ministerio Público (MP) abrir una investigación a esta empresa porque también tiene “irregularidades” con respecto a los compromisos laborales hacia sus trabajadores.

Antecedentes. Makro, una trasnacional de origen holandés, está presente en Venezuela desde hace 25 años y hoy acumula 37 tiendas en 21 estados del país. Su principal mercado son revendedores, de abastos y bodegas, así como restaurantes, posadas, hoteles y grandes grupos familiares o comunales. Sus operaciones en América Latina incluyen otras 37 tiendas en Brasil, 21 en Argentina, 17 en Colombia y 12 en Perú.

Culpa. Contreras señaló que el condicionamiento de ventas, el acaparamiento, la usura, la especulación y el boicot, forman parte de las “guerra económica” de la derecha y el sector privado contra la población.

Opinión. El jefe de la Sundde no cree que lo ocurrido sea una política de la empresa, sino que puede obedecer a factores que hacen “boicot” dentro de la red de distribución de Makro.“No sabemos si ocurre en otros negocios mayoristas del país, lo que sí sabemos es que no puede ser una política de la empresa, a mi criterio, y  ya el Ministerio Público se encuentra realizando todas las investigaciones para dar con los culpables”, sentenció.

Operativos. Atendiendo a lo ocurrido en Makro y otras empresas, según Contreras la Sundde ha incrementado las jornadas de fiscalización e inspección dentro de la “ofensiva económica” emprendida por el Gobierno. “Estamos enfrentado un ataque terrorista de precios dentro de una batalla en condiciones asimétricas y hay que atacar las raíces de las prácticas especulativas”, recalcó.

Menú de cierre