A casi una semana de las sanciones de Estados Unidos contra el gobierno venezolano, comienzan a sentirse los efectos de la medida. El presidente Donald Trump prohibió a sus nacionales negociar con nuevos bonos venezolanos, así como el pago de dividendos de empresas venezolanas en su territorio, lo que originó medidas de algunas financieras.

En una nota de El Estímulo que traduce el reporte de WSJ, se indica que Depository Trust & Clearing Corp., una de las mayores casas de compensación de valores de los Estados Unidos, anunció que ya no liquidará ciertas operaciones de bonos en Venezuela.

De acuerdo a la reseña, esta empresa, basada en Nueva York, informó en un comunicado en su sitio web que, en virtud de la reciente orden ejecutiva del gobierno de Donald Trump, se suspendieron los servicios de liquidación que permiten el cambio de manos de bonos de la República y Pdvsa.

Depository Trust & Clearing Corp es una cámara de compensación que actúa como un intermediario entre compradores y vendedores para intercambiar los pagos, y es determinante en la transacción de bonos.

La medida es la última complicación para los operadores de bonos venezolanos y muestra una creciente conciencia del riesgo de negociar estos valores, señala la publicación.

Asimismo se informó que el martes pasado, Cantor Fitzgerald LP, dejó de negociar la deuda venezolana, constituyéndose en la primera restricción general a los bonos venezolanos por parte de una gran institución financiera estadounidense.

Menú de cierre