El ataque a la 41° Brigada Blindada del Ejército en Valencia, estado Carabobo, perpetrada durante el fin de semana por un grupo liderado por el capitán Juan Caguaripano, ha sido vinculado por el Gobierno a la oposición, al tiempo que varios voceros niegan que el hecho refiera a un alzamiento de tipo militar. Unión Radio con el reporte.

Documento. El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, llamó a la unión nacional para condenar los actos “viles y cobardes” como el que ocurrió en el Fuerte Paramacay en Valencia, al que calificó de “terrorista”. Desde Fuerte Tiuna, miembros del Alto Mando Militar participaron en la lectura de un comunicado donde se asegura que el plan estaba previsto para ser ejecutado antes de la elección del pasado 30 de julio y que el mismo tiene como objetivo “empañar el significativo avance en la restitución de la paz” y las labores de la ANC.

Vinculación. “Esta banda  no actúa por ideales nobles ni principios nacionalistas, operan como mercenarios pagados desde Miami por grupos de extrema derecha ligados a la oposición y a gobiernos extranjeros que mantienen actitudes injerencistas”, leyó Padrino López.

Detalles. El titular de la cartera castrense, señaló que la acción fue ejecutada por un grupo conformado por el excapitán, Juan Caguaripano, el primer teniente, Oswaldo Gutiérrez y varios delincuentes civiles que portaban prendas militares, todos en complicidad con un teniente, Yeferson García, que cumplía funciones como encargado del parque de armas.

Texto. En el escrito, el cuerpo castrense informa que Caguaripano Scott, estuvo vinculado a La Salida en 2014, además posee orden de aprehensión por su supuesta participación en un plan conspirativo para derroca al presidente, Nicolás Maduro.

Declaraciones. Padrino López informó que los civiles involucrados revelaron que fueron contratados “bajo engaño por líderes de los estados Zulia, Lara y Yaracauy” con el pretexto de que se tenía control de unidades militares en varias zonas del país. Las autoridades activaron un operativo especial para capturar a Caguaripano y a García, presuntos promotores del hecho, que huyeron con el parque de armas del cuartel.

Definición. El constituyentista, Diosdado Cabello, afirmó que el asalto al fuerte Paramacay en Valencia fue realizado por un grupo de mercenarios y negó que se haya producido un alzamiento militar. Aseguró que con lo ocurrido ”no hubo ningún alzamiento”

Acusación. ”Todos esos grupos están alentados por la derecha venezolana, un grupo de gente ataca un fuerte, la derecha no saca un comunicado donde se condena los hechos de violencia, lo que ocurrió fue mercenarios que le pagaron”, dijo mientras acotó que el capitán Juan Caguaripano es un desertor que tiene vínculos con el narcotráfico.

Incapacidad. El diputado Henry Ramos Allup criticó la actuación que tuvo el ministro de la defensa, general Vladimir Padrino López, tras la situación de enfrentamiento que se registró en la 41° Brigada Blindada del Ejército. Del ministro condenó que se refirió a este hecho en el fuerte Paramacay “como si hubiese triunfado en la batalla de Carabobo”, cuando “lo que dejaron al descubierto fue la incompetencia de la Fuerza Armada Nacional que ya tienen delitos por acción y por omisión”.

Menú de cierre