El próximo 16 de julio la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) realizará una consulta popular para medir el acuerdo o rechazo en contra de la Asamblea Nacional Constituyente, las actuaciones de la Fuerza Armada y la eventual formación de un Gobierno de Unidad y el llamado a elecciones adelantadas. Para este proceso ha invitado a varios ex presidentes latinoamericanos, quienes aceptaron visitar el país.

En un reporte de El Universal se precisa que al menos cinco expresidentes latinoamericanos viajarán a Venezuela, y no se descarta que puedan reunirse con autoridades, incluido el presidente Nicolás Maduro.

En un comunicado, Asdrúbal Aguiar, director general de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (Idea) indicó que la misión estará formada por Laura Chinchilla, de Costa Rica; Vicente Fox, de México; Andrés Pastrana, de Colombia; Jorge Quiroga, de Bolivia, y Miguel Ángel Rodríguez, de Costa Rica.

Idea recibió una invitación del presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, para asistir a la consulta popular que tendrá lugar este domingo para deslegitimizar el cambio constitucional que se propone llevar a cabo el Gobierno.

Esta es la segunda misión de Idea a Venezuela, país al que ya envió una en diciembre de 2015 para las elecciones parlamentarias en las que la opositora Mesa de la Unidad Democrática ganó el control de la Asamblea Nacional.

Los expresidentes tienen previstos encuentros con actores de la vida nacional venezolana y representantes de la Iglesia católica, así como con “las familias de las 94 víctimas de la represión” de las protestas de los últimos 100 días, reseño Aguiar.

No se descarta, indicó, un encuentro con el presidente Nicolás Maduro y otras autoridades, tal como lo hicieron los integrantes de la primera misión, agregó.

Idea es un foro internacional no gubernamental formado por 35 exjefes de Estado y de Gobierno quienes “se ocupan de reforzar la solidaridad internacional a favor de la democracia, el estado de derecho y la tutela universal de los derechos humanos”. Además “observa los procesos y experiencias democráticos latinoamericanos a fin de contribuir con la reinstalación de la democracia donde ha cedido, fortalecerla donde muestra signos de deterioro y defenderla como experiencia allí donde se encuentre radicada”.

Menú de cierre