El presidente Nicolás Maduro aseguró que su Gobierno logró desmontar un ataque informático contra el Consejo Nacional Electoral (CNE) que busca afectar la realización de las elecciones del 30 de julio, en las que se escogerán 545 miembros de la Asamblea Nacional Constituyente. Sin embargo, un ex rector del organismo, refutó la posibilidad del hackeo.

En una nota de Unión Radio, el ex rector Vicente Díaz, descartó que el sistema de seguridad del ente comicial fuese a ser hackeado de  cara a al proceso electoral constituyente, debido a que el sistema posee “enormes capas de seguridad”.

Detalló que el sistema es inviolable porque posee comunicación bidireccional con protocolos de reconocimiento que cambian de máquina a máquina. La transmisión de datos solo se produce al final de la votación cuando se enchufan las maquinas y dura segundos y habría que hackear cada máquina individuamente, además el sistema de totalización está un una sala blindada y aislada de toda comunicación”.

“Es imposible que sea hakeado por eso es que ese cuento de que el hacker ruso o el cable submarino que eran mitos del lado opositor, ahora son mitos del lado del gobierno y menos un tipo como Roberto Picón (asesor de la Mesa de la Unidad apresado y señalado de adelantar el ataque) que es un hombre absolutamente democrático, dedicado a fortalecer el sistema electoral con una probada honestidad tecnológica y personal, es un cuento chino y es una búsqueda de parte del gobierno de presentar a la oposición  como golpista”, subrayó.

Díaz considera que pretender acusar al técnico por excelencia, que ha representado a la oposición durante años es una calumnia infame hacia Roberto Picón y su familia y forma parte de esa escalada de intentar posicionar internacionalmente a la oposición como un grupo de terroristas”.

Al referirse al llamado a la desobediencia a los trabajadores del CNE, Díaz precisó que no se puede usar a funcionarios subalternos y medianos en una situación como esa. “La responsabilidad es la actuación del CNE es de sus rectores, bajo ningún concepto de sus trabajadores (…) Si esa elección es de naturaleza inconstitucional no es el trabajador quien decide eso, es responsabilidad de sus autoridades”.

Para Díaz, la responsabilidad de los rectores pasa por devolver la solicitud de la Asamblea Nacional Constituyente “porque es inconstitucional”. A su juicio, “la autoridad electoral está avalando una violación de la Constitución y una actuación que rompe el hilo constitucional como autoridad, bajo ningún concepto son  los trabajadores”.

Menú de cierre