La seguidilla de sanciones de funcionarios del Gobierno por parte del Departamento del Tesoro de Estados Unidos sigue avanzando. En un reporte de El Universal, se indica que fueron ocho más, de los altos representantes del chavismo, los puestos en la lista del país del norte que podrán hacer negocios con él ni con cualquier de sus ciudadanos o empresarios.

Anuncio. El Departamento del Tesoro de EEUU impuso una nueva ronda de sanciones económicas contra ocho funcionarios venezolanos, entre ellos Adán Chávez, hermano del fallecido presidente Hugo Chávez, por su papel en “la ilegítima” Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Nombres. Además de Chávez, el resto de los afectados son la rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tania D’Amelio, el  coronel de la Guardia Nacional Bolivariana, Bladimir Lugo y los constituyentes Francisco Ameliach, Hermann Escarrá, Erika Farías, Carmen Meléndez y Darío Vivas.

Efecto. Las sanciones, que congelan los activos que estas personas puedan tener en Estados Unidos,  y prohíben realizar transacciones financieras con ellos, se producen una semana después de que Washington incluyera en su “lista negra” internacional al presidente Nicolás Maduro.

Señalados. Hace dos semanas además se aplicaron similares sanciones que impuso a otros 13 altos funcionarios, a saber, la presidenta del CNE, Tibisay Lucena Ramírez, el ministro de Educación, Elías Jose Jaua Milano, el fiscal nombrado por la Asamblea Constituyente, Tarek William Saab Halabi, la constituyentista, María Iris Varela Rangel, el ministro de Interior y Justicia, Néstor Luis Reverol Torres, el director de la Policía Nacional, Carlos Alfredo Pérez Ampueda, comandante general de la Policía, Sergio José Rivero Marcano, el comandante del Ejército, Jesús Rafael Suárez Chourio, ex director de la policía, Franklin Horacio García Duque, director del Cencoex, Rocco Albisinni, vicecanciller para Europa, Alejandro Antonio Fleming Cabrera, vicepresidente de finanzas de Pdvsa, Simón Alejandro Zerpa Delgado, y el ex tesorero de la petrolera, Carlos Erik Malpica Flores. Antes además, el Departamento del Tesoro metió al vicepresidente, Tareck El Aissami, en la lista negra de narcotraficantes, asegurando que facilitó cargamentos de narcóticos desde Venezuela hacia Estados Unidos.

Antecedentes. Una vez el presidente Maduro fue sancionado, pasó a acompañar, a los presidentes Bashar Al Assad (Siria), Kim Jong-un (Corea del Norte) y Robert Mugabe (Zimbabwe) en la principal lista de sancionados del Departamento del Tesoro.

Declaración. “El presidente Maduro invistió a su ilegítima Asamblea Constituyente para seguir afianzando su dictadura y continúa endureciendo su control sobre el país”, dijo hoy el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin.  “Este menosprecio del régimen al deseo del pueblo venezolano es inaceptable y Estados Unidos estará con ellos en la oposición a la tiranía hasta que Venezuela vuelva a ser una democracia pacífica y próspera”, añadió.

Reacción. El canciller Jorge Arreaza señaló que “Venezuela no puede ser sancionada por nada ni por nadie”, por lo cual no reconocen las nuevas sanciones. Dijo que el Gobierno “Rechaza enfáticamente las pretendidas sanciones (…) que además tienen el privilegio de haber sido elegidos por su pueblo como miembros de la Asamblea Nacional Constituyente”, expresó.

Consideración. Arreaza agregó que es “una afrenta, una falta de respeto a nuestros asuntos internos y demuestra  el poco interés que tiene el Gobierno de Estados Unidos de respetar la soberanía del resto de los Estados y países del mundo”. Acotó que “el hecho de que hayan incorporado al compañero Adán Chávez Frías en esas sanciones pareciera que es más por ser hermano del comandante Hugo Chávez que por ser miembro de la ANC. Esto devela y delata la arbitrariedad más absoluta en la toma de decisiones de los EEUU”.

Cerrar menú