La administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emitió nuevas sanciones contra funcionarios del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, en medio de advertencias sobre eventuales medidas económicas si no se detiene la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). El Universal con el reporte de las acciones por abusos contra los derechos humanos y corrupción, y en clara presión para evitar la ANC.

Acción. El gobierno de Donald Trump impuso sanciones a 13 altos funcionarios de Venezuela, aumentando la presión sobre Maduro a pocos días de la elección de la Constituyente para redactar una nueva Carta Magna.

Afectados. Entre los sancionados se encuentran el actual ministro del Interior, Néstor Reverol; el exvicepresidente y exministro de Exteriores Elías Jaua; y el exvicecanciller y exministro de Comercio Alejandro Fleming. También aparecen la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena y el defensor del pueblo, Tarek William Saab.

Nombres. Otros de los afectados son la ex ministra de Asuntos Penitenciarios y miembro de la comisión para la constituyente, María Iris Varela; el comandante de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Sergio Rivero Marcano; el jefe de la Policía Nacional Bolivariana, Carlos Alfredo Pérez;  Franklin García Duque, director de la Policía Nacional Bolivariana; el comandante del Ejército Bolivariano, Jesús Suárez Chourio; el vicepresidente de finanzas de la petrolera estatal Pdvsa, Simón Zerpa Delgado, el tesorero de la Nación, Carlos Malpica Flores y el presidente del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), Rocco Albisinni Serrano

Efecto. Las sanciones, que se esperaban desde hace días, suponen la congelación de todos los activos que tengan en Estados Unidos y la prohibición a todo estadounidense de hacer transacciones con ellos.

Señalamiento. Fuentes del Gobierno de Estados Unidos aseguraron que los activos congelados al vicepresidente, Tareck El Aissami, a quien impuso sanciones en febrero por sus vínculos con el narcotráfico, son mayores de lo anticipado y se elevan “a cientos de millones de dólares”. “El Aissami y (su colaborador Samark) José López Bello tenían mucho más dinero de lo que anticipábamos”, dijo un alto funcionario que pidió el anonimato.

Antecedente. Es la tercera vez que la administración Trump toma este tipo de medidas, pues Estados Unidos sancionó al vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, en febrero, cuando fue incluido en la lista negra de narcotraficantes, y maño pasado le tocó el turno a los ocho miembros de la Sala Constitucional del  Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Advertencia. La semana pasada el presidente republicano advirtió a Maduro que tomaría “acciones económicas fuertes y rápidas” si seguía adelante con el proceso constituyente. “Todas las opciones siguen sobre la mesa”, manifestaron altos funcionarios del Gobierno estadounidense.

Menú de cierre