Estados Unidos amplió las sanciones para los funcionarios públicos venezolanos. En un reporte de El Nacional se indica que este 24 de septiembre, el presidente de esta nación, Donald Trump, informó una nueva lista de países con prohibición de viajes a su territorio debido a su poca seguridad o falta de cooperación con las autoridades estadounidenses.

Países. Washington impuso una prohibición total de viajes a los ciudadanos de Corea del Norte y Chad, mientras que las restricciones para Venezuela se limitan a los funcionarios de una larga lista de entidades del gobierno y a sus familiares. Los otros países incluidos en la prohibición son Irán, Libia, Siria, Somalia y Yemen.

Venezuela. El comunicado oficial de la Casa Blanca afirma que las medidas se centran en ciertos funcionarios nacionales y sus familias. Detalla que los venezolanos que viajen a EEUU con una visa podrían ser sujetos “a medidas adicionales para asegurarse de que la información de la persona que viaja esté actualizada”.

Funcionarios. En el documento son mencionados de forma explícita los funcionarios de los ministerios del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz; el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (SAIME); el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas; el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y el ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores y “sus familiares inmediatos”, a quienes se suspenderán las visas de negocios B-1 y turista B-2.

 

 

Detalles. Las nuevas restricciones, que tendrán efecto el 18 de octubre, son el resultado de la revisión del presidente Donald Trump después de que el llamado veto migratorio, que expiraba este domingo, fuera impugnado en las cortes. Las incorporaciones de Corea del Norte y Venezuela amplían las restricciones de la lista original, mayoritariamente musulmana. En cambio, las restricciones sobre Sudán fueron levantadas. La administración puntualizó que las visas que estén vigentes no serán revocadas.

Tweet. “Mi prioridad número uno es que América sea segura. No admitiremos en nuestro país a aquellos a los que no podamos verificar seguramente”, tuiteó Trump poco después de la publicación del comunicado.

Antecedentes. Hace pocos días, funcionarios del gobierno estadounidense habían anticipado que el presidente Donald Trump podría incluir a nuevos países en la lista de los que ya son afectados por la prohibición de ingreso a Estados Unidos, como parte de un controvertido decreto antiinmigración que expiraba este domingo.

Detalles. Funcionarios de la Casa Blanca y del Departamento de Seguridad Interior habían señalado que tenían identificados a un número de países que no pueden o no quieren someterse a los controles de seguridad exigidos para ingresar a territorio estadounidense. Añadieron que un nuevo decreto presidencial pondría en marcha una “gama” de medidas que van desde controles más estrictos -como pedir el acceso a teléfonos celulares o a cuentas en las redes sociales- hasta una prohibición pura y simple.

Declaración. “El objetivo no es impedir definitivamente que viajeros de ciertos países vengan a Estados Unidos. El objetivo es proteger a los estadounidenses hasta que los gobiernos extranjeros se plieguen a nuestras demandas y no planteen más riesgos para la seguridad de Estados Unidos”, explicó entonces Miles Taylor, asesora del Departamento de Seguridad Interior.

Menú de cierre