El reciente anuncio del alza salarial -incremento de 25,25% del sueldo mínimo integral que componen el ingreso y el cesta ticket- ha activado las alarmas de los sectores productivos, que anticipan grandes problemas para las empresas para cubrir costos, mientras los precios siguen escalando aceleradamente. La nota es de El Universal.

Impacto. Fedecámaras y Consecomercio están de acuerdo en que el aumento de 50% del salario mínimo anunciado por el presidente Nicolás Maduro, generará más inflación, desempleo y cierre de negocios. Ecoanalítica estima que el avance de los importes de venta será de 25% promedio mensual en este trimestre.

Alza. El incremento del salario mínimo integral -sueldo más bono de alimentación- fue de 25,25%, al pasar de Bs 220 mil 021 a Bs 250 mil 531. Esto se dio, pues el ingreso básico fue elevado 50%, al pasar de Bs 65.021 a Bs 97.531, mientras el ticket de alimentación pasó de Bs 135 mil a Bs 163 mil.

Afectación. La presidente de Consecomercio, María Carolina Uzcátegui, expresó que la medida no solo afecta a los empresarios que se cuestionan si seguir abriendo sus negocios, sino que también a los ciudadanos de a pie, debido a que los precios de productos y servicios aumentarán porque los empresarios deben cubrir el nuevo aumento para pagar el sueldo de sus trabajadores.

Sin sorpresa. A su juicio, no fue una sorpresa que el Gobierno haya anunciado un nuevo incremento salarial, pues se ha convertido en una práctica en el último año realizar aumentos cada dos meses. “Lo que me sorprende es que ellos insistan en aumentar el salario vía decreto cuando no ayudan en nada en incrementar la producción nacional y así poder pagar esos sueldos”, declaró Uzcátegui.

Presión. Por su parte, el presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, criticó que el aumento salarial no cuente con un abordaje de la inflación, que aumentará no solo por los precios de productos y servicios sino por el gasto público, que según su opinión es el que realmente genera la inflación.

Cifra. Explicó que el gasto público generado por los más de tres millones de empleados del Estado con este incremento, tendrá como consecuencia la impresión de dinero inorgánico, el cual alimenta mucho más el fenómeno inflacionario.

Declaración. “El Gobierno Nacional no hace absolutamente nada por detener la inflación y mientras siga haciendo estos aumentos de forma desproporcionada, que no obedecen a ningún tipo de política en el plano económico de detener la inflación. Los venezolanos seremos cada vez más pobres a pesar de que nos aumenten cada dos meses los sueldos”, declaró Martínez.

Evidencia. Para el presidente de Fedecámaras este anuncio es una muestra de la incapacidad del Gobierno de resolver los problemas de los venezolanos; mientras que consideró que ante esta situación la opción que tienen las empresas es aumentar los precios y ver si el mercado los puede soportar, a pesar de que no es conveniente porque se pierden clientes e ingresos.

Menú de cierre