La segunda quincena de septiembre iniciará el año escolar 2017-2018. La vuelta a clases arrancará con educación primeria, mientras el primer lunes de octubre se incorporará el nivel medio diversificado. En medio de la escalada inflacionaria -se estima cierre el año sobre 1.000%- Consecomercio sacó cuentas y cree que dotar a un alumno de los implementos necesarios puede costar hasta Bs 1 millón. El Mundo Economía y Negocios con el informe.

Cálculo.  María Carolina Uzcátegui, presidenta del Consejo Nacional de Comercios (Consecomercio) estimó que para el período de clases 2017-2018 los venezolanos gastarían hasta 1 millón de bolívares en útiles escolares y demás implementos para la vuelta a las aulas.

Declaración. “Tenemos una profunda crisis en la economía del país. Esto es un proceso que ha venido deteriorando la economía del país desde hace tiempo (…) Nos encontramos ante la situación del regreso a clases. El costo aproximadamente es de un millón de bolívares”, sentenció.

Datos. Las listas escolares este año suman entre Bs 245 mil328 bolívares (sin incluir el costo de los libros de texto) y Bs 1 millón 090 mil, lo que implica un aumento en los costos de los productos de la lista que llega a multiplicarse por diez con respecto a los precios del 2016, pero con un elemento adicional: la inflación acumulada al cierre de julio fue de 248,6; lo que implica un promedio mensual de 26% en la variación de costos, según el índice Nacional de Precios al Consumidor del Parlamento (Inpcan).

Sanciones. En otro orden, Uzcátegui mencionó que debido a las sanciones impuestas por EEUU la caja de flujo del Gobierno nacional podría verse afectada y profundizar la situación económica del país.

Salarios. Atendiendo a la crisis, la presidenta de Consecomercio aseveró que más del 80% del salario de los venezolanos va destinado a los alimentos diarios; sin embargo “solo alcanza para consumir la mitad de la comida”, puntualizó.

Efectivo. Uzcátegui también se refirió a la escasez de efectivo, indicando que ante la débil  circulación del actual cono monetario, el gremio denunció la falta de billetes en el mercado venezolano y afirmó que “mucho del efectivo que se maneja en el país termina fugándose a las diferentes fronteras de Venezuela”. “El problema del efectivo es muy sencillo, estamos en una situación de distorsión económica que nos va llevado a la hiperinflación. De hecho nos señalan como el país que llega a este esquema de hiperinflación los niveles en sus niveles más altos que se han sostenido por tanto tiempo”, finalizó.

Menú de cierre