Los resultados económicos extraoficiales -el país sumó 14 trimestres consecutivos en recesión- han empeorado los pronósticos. Entre estos el de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), la cual advirtió que si durante este año no comienza un viraje en el modelo político del país, la economía será insostenible en 2018. Globovisión con el reporte.

Advertencia. El presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, consideró que la economía venezolana será insostenible para el 2018 si no se produce un “cambio inmediato” en la administración del Gobierno. “Los mismos que han destruido la economía son las mismos que van a crear las nuevas reglas de juego siendo la consagración de los errores ya cometidos.  Vamos a más empobrecimiento. El problema es el sesgo económico, por eso a Venezuela le hace falta un cambio de autoridades para tener un nuevo modelo y nuevas políticas”, señaló.

Características. Olalquiaga refirió que el modelo económico estatista basado en las expropiaciones y los controles fracasó. “El modelo está equivocado y, si a esto le sumas las improvisaciones como consecuencia de que no tienes las experticias suficientes porque no les crees a las personas, y vas de improvisación en improvisación, terminas teniendo esta suerte de ir experimentando con cosas que van destruyendo en vez de construyendo”.

Declaración. “Se adolece de una ideología que signa un modelo equivocado, el pensar que el estatismo, los controles y la pertenencia del Estado es la solución se ha demostrado equivocado”, subrayó al decir que “se está enjaulado en un modelo económico fracasado”.

Estadísticas. El máximo representante de los industriales del país explicó que las empresas están trabajando a una capacidad 32.4% es decir hay 67.6% de capacidad ociosa. “Hay plantas industriales paradas para las que no hay mercado, al final tenemos una economía que se va extinguiendo, como consecuencia de la contracción. La economía venezolana es hoy en día la mitad de lo que solía ser en sus buenas épocas”, dijo.

Proyección. “La posibilidad de que empresas puedan subsistir en estas condiciones no la hay, dos terceras partes de las empresas cerraron a lo largo del proceso revolucionario y 44% mas manifiesta que, de no cambiar el entorno, no van a ser entes viables, no van a existir en un máximo de dos años, en la medida en que no cambie en entorno y el  modelo económico continuaremos en el proceso de empobrecimiento”, señaló.

Constituyente. Para Olalquiaga, la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente no generará los cambios que requiere la economía “porque los problemas no están en los principios establecidos en la constitución, por el contrario, si se hubieran respetado muchos de ellos no se hubieran producido las expropiaciones,  las tomas o las invasiones, se habría potenciado las posibilidades de que la gente se hubiese mantenido en sus entes productores”.

Cambio. “Las autoridades se eligen con unos propósitos de administración del país y las mismas se dan y se quitan. En este momento el país reconoce la incapacidad del gobierno de  generar bienestar (…) Ante esa imposibilidad, Venezuela clama  a un cambio de autoridades”, concluyó.

Menú de cierre