La afluencia de venezolanos hacia Colombia, principalmente a través del Puente Internacional Simón Bolívar que une a San Antonio del Táchira con el Norte de Santander (Cúcuta) ha activado a las autoridades neogranadinas, las cuales se están preparando para levantar campos de refugiados, en caso de que la salida de nacionales complique la situación de la frontera.

En un reporte de E Universal, se revela que Colombia está manejando un plan de contingencia al más alto nivel de las instituciones, ante la llegada de miles de venezolanos por el éxodo que supone la agudización de la crisis política, económica y social que azota a ese país.

Se precisa que en informe difundido en el portal web del diario “El Colombiano”, que por órdenes del presidente colombiano Juan Manuel Santos, al frente de este plan está Juan Carlos Restrepo, consejero de Seguridad de la Presidencia. “Tenemos lista la logística y de dónde la vamos a sacar y cómo se va a administrar. Sabemos qué se requiere y pues estaremos preparados para abordar esa opción“, dijo Restrepo quien junto a dos funcionarios neogranadinos visitó campos de refugiados en Turquía, país al que han llegado 3 millones de sirios en 6 años.

“El Gobierno colombiano estaba interesado en saber cómo ha hecho Turquía para abrir las puertas a los sirios sin restricciones y con efectividad, y evaluar cómo ha sido la gestión de la política hacia los refugiados”, le respondió la Embajada de Turquía al mismo diario, y agregó que ese país, que ha levantado 10 campos de refugiados, está dispuesto a acompañar al Gobierno de Santos en esa materia.

Advirtió Juan Carlos Restrepo que “si bien levantar campos de refugiados para venezolanos en Colombia está entre las opciones, también es cierto que es la última”.

“Es el peor escenario” (…) “solo en caso de que haya un tsunami de personas que vienen y se nos queden”, afirmó, y aclaró que para la coyuntura actual en donde los que están entrando al país son en buena proporción colombianos (70 %), o familias mixtas que retornan al país, “la figura no aplica”.

De acuerdo a Juan Carlos Cortés, secretario de Fronteras de Norte de Santander, en las últimas dos semanas se ha evidenciado un cambio de comportamiento en la dinámica migratoria: un aumento en el número de personas que ingresan a Colombia y no volvieron a Venezuela, como era usual.

El fenómeno, dice, se podría atribuir a que más venezolanos se motivaron a venir, aprovechando el recién expedido Permiso Especial de Permanencia, con el cual unos 150 mil ciudadanos del país vecino a quienes se les vencieron los permisos para estar en el Colombia, podrán solucionar su permanencia hasta por dos años, con posibilidades de trabajar y estudiar.

Otra causa, es que estas personas podrían estar en tránsito para salir por Ecuador hacia Chile, Perú y otros países, donde la regularización de su estatus migratorio es más ágil y hay más posibilidades de empleo.

Las cifras indican que entre el 7 y el 16 de agosto pasados más de 26.000 venezolanos que ingresaron a Colombia por Norte de Santander no volvieron a su país y pudieron haber partido a otras ciudades del interior o a otros países.

Menú de cierre