Esta semana las fallas del suministro de gasolina no solo afectaron a los estados usuales, como Táchira y Zulia -que suman años con escasez-, sino que se extendió a otras regiones del país, por los problemas de procesamiento interno e importación que presenta Petróleos de Venezuela. En un reporte de El Universal, se indica que largas colas se han observado en las estaciones de servicio de la capital venezolana ante la poca cantidad de combustible, mientras que en algunas entidades, las gasolineras se han mantenido cerradas.

Denuncias. Usuarios de diferentes estados del país han reportado lentitud en el servicio de gasolina, por lo que temen se agrave la situación como en otras ciudades del país, donde la falta es total durante días. Iván Freites, directivo de la Federación de Trabajadores Petroleros de Venezuela dijo que las fallas son a consecuencia de que se agotaron los inventarios de combustible en las refinerías y plantas de llenado.

Declaración. “No hay inventarios suficientes para abastecer el mercado interno de derivados de hidrocarburos debido a la suma de muchas situaciones y a las que las autoridades petroleras no dan soluciones definitivas sino paños calientes”, aseveró el sindicalista, y agregó que este 19 de septiembre solo había una existencia de 30.000 barriles.

Producción. Freites dijo que en parte el problema es por la caída de la producción de gasolina y diesel, pues las refinerías apenas están procesando solo 70.000 barriles diarios, 35% del consumo nacional de 200.000 barriles diarios. Añadió que aunado a eso que están varados en Falcón, los buques Clarity, con un cargamento de 80.000 barriles de gasolina de 91 octanos y 100.000 barriles de gasolina de 95 octanos, y Dignity con otros 80.000 barriles de diesel. “No harán el despacho hasta que Petróleos de Venezuela les pague el flete más la penalización de 24.000 dólares por cada día que pasa sin descargar”.

Bolívar. En el estado Bolívar, las estaciones de servicio se encuentran desde hace tres semanas con constantes colas. En primera instancia se supo que la situación se debía a un problema en la planta de distribución regional del Sistema de Suministro de Combustible a Oriente (Sisor), ubicada en la Zona Industrial Matanzas, en Ciudad Guayana. Más adelante se informó que no se había realizado la distribución adecuada debido a un retraso generado desde la torre de craqueo de la planta de Puerto la Cruz, en el estado Anzoátegui, por lo que el combustible estaba siendo trasladado desde Paraguaná, estado Falcón, llegaba a Puerto La Cruz y luego hasta el estado Bolívar.

Trujillo. Algunas gasolineras se mantuvieron cerradas durante esta semana ante la falta del producto, mientras que en otras, principalmente en la ciudad de Valera, los usuarios debieron esperar largo rato para llenar los tanques de sus vehículos. Una fuente ligada a este gremio, quien prefirió reservar su identidad, informó recientemente que el problema se presenta con la falta de transporte para trasladar el combustible, pues la mayoría de los camiones están paralizados por escasez de repuestos.

Mérida. Por cuarto día consecutivo, las estaciones de servicio amanecieron este 21 de septiembre con colas de vehículos, donde los ciudadanos o esperaban que llegara la gandola a la estación de servicio, o aguardaban en una larga cola de casi tres horas para llenar máximo 30 litros. La situación ha generado retardo vehicular a lo largo de las avenidas Los Próceres, Andrés Bello, Urdaneta, Las Américas de la ciudad de Mérida y Centenario de la ciudad de Ejido, entre otras, donde se encuentran las estaciones de servicio y se cuentan ya cuatro días de tráfico pesado producto de las colas de automóviles que se forman para surtir de gasolina. Las estaciones de servicio han sido militarizadas y en las mismas se observan efectivos de la Guardia Nacional (GN) supervisando el llenado de los tanques de los vehículos.

Nueva Esparta. Desde el pasado jueves se había presentado situación de escasez de combustible precisamente porque el buque que debió descargar el carburante en la planta de distribución de Pdvsa, no lo pudo hacer en el momento debido por cuestiones de facturación, según informó el Ministro de Energía y Petróleo, Eulogio Del Pino. La autoridad viajó al Estado ante esta situación y aseguró que ya está controlada porque la cantidad de combustible descargada es suficiente para las 40 estaciones de la región.

Táchira. Desde el pasado mes de marzo la escasez de gasolina no ha cesado en Táchira. Inicialmente, el gobernador José Vielma Mora dijo que el problema era por las manifestaciones que implicaban cierre de vías que no permitían que llegaran las gandolas con el combustible. Por las protestas, según Vielma Mora, también había posibilidad de que secuestraran a estos vehículos y esto representaba un grave peligro. No obstante, desde hace casi dos meses no se registran acciones de calle y la situación por el combustible es la misma. En San Cristóbal y los municipios metropolitanos, una persona puede durar entre cuatro y seis horas para poder echar gasolina. A diario se registran estaciones de servicio cerradas en horas del día, sin embargo, peor suerte corren zonas lejanas de la capital andina donde las personas se estacionan hasta cuatro días en las bombas esperando la llegada de las gandolas. Una pimpina de gasolina se puede conseguir en la capital tachirense entre 20 y 30 mil bolívares. El precio de la misma aumenta mientras más cerca de la frontera con Colombia sea la venta.

Zulia. Las gasolineras en la capital zuliana están laborando de manera alternada ante retrasos en los despachos de combustible. En algunas persisten colas de conductores que deben esperar entre una y 3 horas.  Otra falla que reportan los afectados son irregularidades en la lectura de los chips o etiqueta automatizada, implementada por el gobierno regional para controlar el contrabando de extracción. Solo las principales estaciones operan los fines de semana y el resto cierra porque las unidades no llegan a proveerles en la semana. A través de la Operación Búfalo efectivos militares mantienen la lucha para erradicar el tráfico de combustible al vecino país. En los últimos dos meses se han retenido más de 20 camiones y decomisado importantes cargamentos en los municipios Guajira, Mara y en la cabecera del puente sobre el Lago.

Lara. El servicio no ha presentado fallas en los últimos días en Lara, pero los trabajadores no descartan desabastecimiento si los barcos que transportan el combustible no pueden llegar a los puertos venezolanos debido a la temporada de huracanes.

Menú de cierre