Luego que la empresa que soporta la tecnología electoral al país, Smartmatic, denunciara que no puede avalar los resultados de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) del pasado 30 de julio, la reacción del Consejo Nacional Electoral fue de descalificarla, más que rebatir la acusación. El Universal con el reporte.

Pronunciamiento. La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, rechazó las declaraciones emitidas por Antonio Mugica, presidente de Smartmatic, empresa proveedora de la plataforma de votación, al considerarlas sin fundamento.

Declaración. “Son unas graves declaraciones, sin precedentes donde el único rol en el proceso de Smartmatic es proveer un servicio que no fue determinante en los resultados”, dijo al considerar que lo dicho se basa “en estimaciones sin fundamentos en la data que maneja el poder electoral”.

Denuncia. Mugica, denunció que hubo “manipulación” del dato de participación en las elecciones a la ANC que informó Lucena era de 8,09 millones de votantes. Dijo que gracias a la existencia de un “robusto sistema automatizado de votación” puede saberse que “sin lugar a dudas, en las pasadas elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente, hubo manipulación del dato de participación” de por lo menos un millón de sufragios.

Vinculación. Lucena aseguró que tales declaraciones fueron hechas en un contexto de “agresión permanente” contra el Poder Electoral, la cual a su juicio fue iniciada hace dos semanas cuando fue sancionada por el Gobierno de Estados Unidos por “el único motivo de organizar una elección universal, directa y secreta”.

Demanda. Atendiendo que la función de Smartmatic es proveer servicios de las plataformas para que se desarrolle el evento electoral, Lucena adelantó que el poder electoral se reserva las acciones legales que corresponden “a tan irresponsables informaciones”.

Balance. Según la presidenta del CNE, el organismo ha sido “víctima de violencia”, pues informó que tuvieron que reubicar 1 mil 200 centros de votación por  “ataques sistemáticos, agresiones con granadas y disparos de fusiles”. Detalló que además “181 máquinas de votación fueron quemadas”, mientras la página oficial del CNE “sufrió ataques cibernéticos, lo cual ilustra una situación de asedio inscrita en una estrategia para destruir la institución electoral”.

Pedido. Luis Emilio Rondón, el único de las cinco autoridades del Poder Electoral que cuestionó las elecciones de la ANC, aseguró que el organismo “está obligado” a aclarar el reporte hecho por Smartmatic. “El ente comicial está obligado a realizar las auditorías para aclarar esta situación ante el país con prontitud”, dijo.

Difusión. Para Rondón el CNE “debe responder con seriedad ante el país a la denuncia” y, en este sentido, instó a “que sean publicadas a la brevedad las actas de escrutinio de cada mesa utilizada el domingo”. “Tal como denuncié antes, las dudas sobre este proceso, que no contó con los controles requeridos para una elección, tienen asidero”, dijo.

Menú de cierre