El Consejo Nacional Electoral (CNE) informó algunas medidas de seguridad que aplicará el 30 de julio cuando se tiene previsto la elección de los miembros a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). En un reporte de Globovisión, se indican que ante el cuerpo diplomático acreditado en Venezuela, la presidenta del organismo, Tibisay Lucena, dio cuenta de las garantías electorales.

Entorno. Lucena señaló que ante cualquier amenaza, resguardarán el derecho al sufragio, por lo que “están brindando todas las garantías que han dado a todos los procesos electorales, que no han sido pocos”. Aseveró que la democracia permite que quienes no estén de acuerdo se pronuncien, porque para eso está: “Pueden estar en desacuerdo con un proceso electoral, pueden incluso no participar, se puede opinar en contra, pero lo que no se puede es impedir un proceso electoral”.

Perímetro. La presidenta del CNE detalló que en directorio fue decidido ampliar el periodo de seguridad de 200 a 500 metros. “Estamos haciendo un reforzamiento de su resguardo con el Plan República (…). Le hemos solicitado al Ejecutivo que, temporalmente, desde que tomemos los centros de votación hasta que sean entregados a los colegios sean designados como zonas de seguridad”, señaló.

Centros. Lucena informó que debido a que este proceso electoral se realiza en un momento complejo, el CNE no tomará los centros de votación cuatro días antes, sino un semana, por lo que el Plan República accederá a las escuelas y colegios desde el 23 de julio. Añadió que aquellos recintos localizados en “zonas álgidas”,  donde “pretendan suspender el proceso electoral”, entonces se procederá a cerrarlos de manera permanente, perdiendo con ello su estatus como centro de votación y siendo reubicados los electores que ahí sufragan en otros centros electorales para futuras elecciones como las regionales de diciembre.

Electores. Anunció que el ente electoral identificó algunos centros de votación como “inseguros”, o una “amenaza para la participación soberana de los electores”, por lo que  decidió un plan de contingencia de reubicación de los electores, con el propósito de garantizar su expresión el 30 de julio.

Declaración. “No permitiremos que ningún radicalismo violento lesione la oportunidad de expresarnos libremente y en paz, como el pueblo democrático que somos”, afirmó la presidenta del CNE.

Defensa. Lucena además defendió la realización de las elecciones para conformar la ANC, diciendo que “el mecanismo constituyente resulta tan urgente como el resguardo de la paz”, puesto que consideró que “sus condiciones y requisitos tienen fundamentos en el texto constitucional”.

Oportunidad. La funcionaria además dijo que el 30J se dará “un proceso electoral que responde al contexto que la hace necesaria como espacio para el encuentro político, para construir reglas de convivencia y execrar la violencia de los radicalismos”. Asimismo dijo que “debe ser un espacio oportuno para el diálogo”, que tendrá las herramientas necesarias para profundizar la democracia.

Menú de cierre