La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó  su “profunda preocupación por el deterioro en la separación e independencia de poderes y el menoscabo de la institucionalidad democrática en Venezuela”.

En un reporte de Unión Radio se difunde el comunicado de esta organización autónoma de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en el cual se refiere a “los actos de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) recientemente instalada” en el país.

A su juicio, las decisiones “exceden las competencias de un órgano constituyente y usurpan las competencias de la Asamblea Nacional, lo que afecta a la separación de poderes y la democracia representativa”.

La Comisión ve con inquietud la “potestad discrecional” de la ANC para destituir y nombrar a cualquier autoridad del Estado, dictar y reformar leyes, así como para aplicar decisiones sin control de otros poderes y las garantías necesarias.

Así, la CIDH critica las decisiones adoptadas por la ANC bajo esa potestad discrecional, entre las que destaca la destitución el pasado 5 de agosto de la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, quien abandonó el país.

El comunicado se divulgó un días después que la ANC, cumpliera un mes de su elección en un escenario en el que se alza con su poder plenipotenciario sobre cualquier institución y avanza en sus acciones contra los “traidores de la patria”.

El órgano de la OEA urgió una vez más al Gobierno venezolano a cumplir sus obligaciones internacionales en cuestión de derechos humanos y “restablecer los mecanismos para garantizar el funcionamiento independiente de los poderes públicos y la participación en la vida política de todos los sectores en el país”.

Menú de cierre