Este 9 de agosto se cumplieron 100 días de la detención en horas de la madrugada y sin orden judicial del diputado por el estado Barinas Wilmer Azuaje. Hasta esta fecha, Azuaje no ha podido recibir visitas de sus abogados ni ha sido presentado ante un tribunal, por lo que se desconoce de qué cargos se le acusa.

Los funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) se niegan a acatar la medida de casa por cárcel, solicitada por la Defensoría del Pueblo y ordenada por el Tribunal Supremo de Justicia el 12 de julio, por lo que el Diputado se mantiene aún recluido en El Helicoide.

Los familiares de Wilmer Azuaje han informado a Amnistía Internacional que en todo este tiempo su esposa e hijas han podido verlo una única vez, durante dos horas, siempre acompañadas por funcionarios del Sebin.

El 22 de junio circuló un video en el que Azuaje denunció las condiciones de su reclusión luego de que el Ministerio Público, pocos días antes, informara que había recibido las denuncias introducidas sobre tratos crueles en este sentido: el diputado se encontraba encadenado a una escalera y debía hacer sus necesidades en la celda. La fiscalía denunció asimismo que ningún representante de esta institución había podido acceder a El Helicoide para constatar el estado de salud de Azuaje.

Amnistía Internacional Venezuela hace un llamado a solicitar que la medida de casa por cárcel a favor de Wilmer Azuaje sea ejecutada por el Sebin, pidiendo a las autoridades que garanticen su integridad personal y el comunicarse libre y privadamente con sus abogados y familiares.

#LibertadParaWilmer

Nota de prensa Amnistía Internacional Venezuela

Menú de cierre