Aunque la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) mantiene una posición de rechazo al calendario comicial presentado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), donde la elección de una Asamblea Nacional Constituyente es primero que las regionales vencidas desde diciembre de 2016, el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, ha asegurado que la coalición estaría dispuesta a participar en la votación para renovar gobernaciones.

En un reporte de El Universal, se indica que el mandatario mirandino indicó que “la oposición estaría dispuesta a participar en las elecciones regionales para la fecha que están programadas porque se trata de un derecho que está en la Constitución, pero duda que si se llegara a instalar la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) convocada por el presidente de la República, Nicolás Maduro, se pudieran realmente concretar.

Capriles insistió en su planteamiento de considerar “fraudulenta” la convocatoria presidencial a Constituyente, porque según su criterio, no emana de una decisión del pueblo, desmonta la representación proporcional  al permitir que entidades con menor población obtengan mayor número de representantes y, además se organizan en función de una base de datos previamente escogida por el convocante. Todo ello, según estima, es violatorio de lo que al respecto establece la Constitución de la República.

Señala que ante hechos concretos como carecer la convocatoria  a Constituyente de una base legítima y perseguir el gobierno la posibilidad de constituir con ella un “poder supremo”, incluso sin fecha de cese de funciones, mal podría esperarse que un llamado a elecciones regionales en un momento posterior a ella pudiera cumplirse. La ANC quedó estipulada para el 30 de julio, mientras las regionales fueron fijadas para el 10 de diciembre.

Capriles reiteró también sus  opiniones sobe la “inutilidad” de un diálogo de la oposición con el gobierno, por considerar que no es “serio” el sector oficial, para quien según el gobernador, solo busca “la foto” y en condiciones en las que se reserva la designación de los mediadores.

Igualmente insistió en la necesidad de mantener la protesta pacífica pero sostenida, hasta lograr las exigencias de la población por el respeto a la Constitución y a sus instituciones, entre ellas de la Asamblea Nacional, la apertura de un canal humanitario, el cese a la persecución del adversario y la libertad de los presos políticos.

Menú de cierre