La carestía que acosa al país -la inflación promedia 26% mensual y sigue acelerándose- ha puesto contra las cuerdas a la población, pero también al sector productivo que junto a la caída de la demanda, la baja productividad y las restricciones, tienen problemas severos de inventario que se reflejan en la escasez.

Ante esto, la Asamblea Nacional presiona al Vaticano para que interceda por un canal humanitario. En una nota de El universal, se indica que el presidente del Legislativo, Julio Borges, envió una carta al Papa Francisco pidiéndole su intervención en Venezuela para que se abra el canal humanitario,

La AN hizo pública la carta enviada al Vaticano, la cual señala que “la crisis económica y social que atraviesa Venezuela” los obliga a levantar la voz en nombre de los que sufren hambre y miseria.

“La realidad nos obliga a dirigirnos a usted con el propósito de animarlo a hacer (i) un llamado urgente a la apertura de un canal humanitario, al cese de la persecución política y (al respeto de los derechos humanos. Cada día que pasa es una vida menos, no podemos esperar”, dice la carta.

“Nuestro país vive una crisis humanitaria sin precedentes y de grandes dimensiones. Asociaciones no gubernamentales se han encargado de evaluar su profundidad y estudios recientes revelan (…) cada semana cuatro niños mueren por desnutrición, el índice de escasez de medicinas supera (el) noventa por ciento”, dice el documento.

Añade que “al hambre y la enfermedad se suma una profunda crisis institucional marcada por la persecución política. Quienes generaron las condiciones de hambre y quienes cierran las puertas a la ayuda humanitaria, se empeñan en permanecer en el poder a toda costa”.

Por ello, la directiva del Parlamento, apeló al Pontífice para que realice un llamado urgente que motive a encontrar soluciones en el país, así como para que incluya en sus oraciones a todas “las familias que han sido víctimas de la violencia”.

 

Según Borges, en los últimos meses varias instituciones del mundo, como Cáritas Chile, han querido hacer llegar alimentos y medicinas a Venezuela, pero el Gobierno se ha negado a recibirlos.

El jefe del Parlamento destacó además que a esta crisis social se le suma la “persecución política” y señaló que la “actitud antidemocrática” del Gobierno profundiza la crisis.

Menú de cierre