El reciente pago de más de $800 millones en deuda externa, que es la antesala de la cancelación de $1,1 millardos adicionales, llevó al presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, a exigir al Gobierno que refinancie los compromisos en divisas para poder atender la crisis económica que sufre el país.

En una nota de El Universal, el parlamentario demanda al jefe de Estado, Nicolás Maduro, a tomar la decisión de negociar las fechas de pago para “atender” con esos recursos la crisis económica y “el hambre del pueblo”.

“Maduro pretende pagar en el año más de 12.000 millones de dólares en deuda externa, a pesar de la crisis económica que vive Venezuela, el gasto social de 2017 no llega ni al 40 % de ese monto”, dijo el diputado de Primero Justicia (PJ).

La estatal Petróleos de Venezuela S.A., (Pdvsa) ordenó el pasado 27 de octubre el pago de 841,88 millones de dólares para cancelar “el principal Bono Pdvsa 2020 de cupón 8,5 %” a todos sus tenedores y el Gobierno venezolano ha subrayado que tiene “solvencia plena” para honrar sus compromisos de deuda.

“Ellos se cobran y se dan el vuelto, es un nido de corrupción, ellos mismos son quienes tienen los bonos de la deuda. Es una vergüenza que actúen contra los venezolanos, nada más por mantener sus negocios millonarios con la banca mundial”, prosiguió Borges.

Acusó al Gobierno de preferir pagar la deuda externa “para quedar bien ante los bancos internacionales y seguir haciendo sus guisos (trampas)” en lugar de invertir en el país petrolero que atraviesa una profunda crisis con inflación de tres dígitos y escasez generalizada.

La suma pagada por Venezuela recientemente, según Borges, sirve “para traer comida y medicamentos para los venezolanos que sobreviven con el estómago vacío, sin plata en los bolsillos y sin medicinas en los hospitales”.

Menú de cierre